COMPARTE

El título de nuestro articulo de hoy, es el mismo que dimos al que apareció en estas mismas páginas cuando “reinaba” el difunto Hugo Chávez, porque la escasez, que aun padecemos, comenzó cuando el “devoto” del castrismo gobernaba, antes, era la próspera nación, no porque el petróleo era – y continua siéndolo – la base de nuestra economía, sino porque era mejor administrada de lo que desde que comenzó el “chavismo”, fue asaltada por quienes parecen ser enemigos de lo que ellos con toda hipocresía denominan “patria bolivariana”.

A palo y a empujones los habría expulsado de “Miraflores”, Simón Bolívar, de quien ellos se valen para especular ese egregio nombre para usufructuar de su gloria. Podrán llamarse “castristas”, “fidelistas”, “marxistas”, “Leninistas”, pero jamás “Bolivarianos”, “bolivareros” deberían llamarse, por haberse apropiado indebidamente de billones, de trillones de bolívares, pero nunca “bolivarianos” porque han manchado ese nombre con el continuado latrocinio, para dejar al pueblo venezolano sin un mendrugo (no es necesario decir de pan porque sería incurrir en pleonasmo, porque de pan y no de otra cosa es el mendrugo).

A palo y a empujones los habría expulsado de “Miraflores”, Simón Bolívar

La escasez que vivimos en Venezuela desde que el “chavismo” se apoderó de todo lo que en abundancia aquí teníamos, fue la causa por la que el Comunismo se deshizo en pedazos en los países de la Europa del Este al término de la Segunda Guerra Mundial en 1945, más bien esclavizó a Lituania, Ukrania, Rumania, Estonia, Yugoeslavia y Checoeslovaquia, la escasez, la misma que hoy nos invade también dio lugar a la caída del fatídico, del tenebroso, “Muro de Berlín”, en 1989, ese que dividía a la hoy de nuevo próspera Alemania, en dos sectores: el del Este, miserable, donde todo escaseaba y el del Oeste, próspera, donde había de todo, comenzando por ese inestimable don: la libertad, mientras en el otro en manos comunistas, esta no existía. Largas colas – como las de la Venezuela de hoy – obligaban a los que vivían en el Este a madrugar para comprar algo de comer, en tanto que en el “capitalista” Oeste, todo abundaba.

Cuando aquella situación se hizo insostenible, a la Unión Soviética no le quedó otro camino que abrir las puertas de la autodeterminación de sus colonias, recordemos la llamada “Primavera de Praga”, cuando el arrepentido presidente de Hungría Alexander Dubcek fue encarcelado por ser considerado “traidor al Socialismo”, también que cuando aquellas naciones del Este europeo salieron del yugo comunista el presidente de Rumania, Nicolae Ceausescu, fue llevado a la plaza publica de Bucarest, su capital, y en ella el pueblo, cansado, asqueado, de su feroz dictadura lo descuartizó para vengarse de los crímenes cometidos por él y sus secuaces, contra la población. Nicolae se llamaba el último presidente de aquel país, ese mismo nombre lo tiene el “castrista” representante de los Castro en nuestro país.

De modo pues que fue la escasez, de alimentos y medicamentos, la “punta de lanza” que dio al traste con el oprobioso sistema comunista, que hoy no existe, salvo en dos países donde capea la ignorancia y el despotismo; Cuba, donde todo indica que “agoniza” y en Korea del Norte, donde una hegemonía que ha pasado de abuelo a nieto mantiene a su pueblo en la más feroz dictadura donde éste no tiene otro derecho (más bien obligación) que obedecer a sus crueles designios, en tanto que su prooccidental vecino Korea del Sur, cada día desarrolla más su industria fundamentada en su tecnología, una de las mas avanzadas del mundo. La escasez y en consecuencia la miseria, abrió las puertas del progreso y la libertad a los países de la Europa del Este, no hablemos de Alemania, cuna de músicos y científicos, esperamos que, este sacrificio de los venezolanos donde la escasez es el “modus vivendi” y el “modus operandi” que este régimen nos ha impuesto, nos de cómo regalo navideño, la libertad que desde que se apoderó de nuestro país, solo para arruinarlo lo ha transformado en el más pobre de América Latina. Si nos lo niega, el pueblo se encargará de lo demás – ¡NO HAY! Es la obligada respuesta que en las ventas de alimentos y en las farmacias se nos da cuando algo necesitamos; es la misma respuesta que ya tiene 17 años sin cambio alguno, cada día es peor. APOSTILLA: Términos que el régimen ignora o desea ignorar: CRESTOMATIA: Estudio de las cosas útiles (del griego Kristós): bueno, útiles y “manthano, aprender. CRISIS: Mutación grave que se transforma en mejoría o empeoramiento. Momento decisivo en un asunto de importancia. CRITERIO: “que juzga”, “que decide”, “facultad de juzgar”




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.