Foto Referencial
COMPARTE

Venezuela y Colombia registraron en 2016 aumentos muy significativos de los enfermos de malaria en relación al año previo por razones internas pero diferentes, en el primer caso debido a la crisis en el país y en el segundo por el acceso a nuevas zonas gracias al proceso de paz.

“Hay un país muy claro en el que por desgracia hemos visto un aumento muy, muy, muy notable del número de casos, que es Venezuela, por razones que todo el mundo entenderá y que no tienen nada que ver ni con los insecticidas ni con los fármacos”, dijo a Efe el director del Programa de Malaria de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Pedro Alonso.

Así se refirió Alonso, jefe de la delegación que hoy presentó en Nueva Delhi el Informe Mundial sobre el Paludismo 2017, al país caribeño, donde los casos de paludismo pasaron de 171.200 en 2015 a 300.900 el pasado año, marcado por la inestable situación política y económica.

Otro país que registró una importante subida en el número de casos es Colombia, que pasó de 74.100 enfermos en 2015 a casi el doble, 134.000, en 2016.

Sin embargo, de acuerdo con Alonso, en este caso el aumento se puede deber, además de a factores climáticos, a que con el proceso de paz se “está accediendo a información que antes no había, se están diagnosticando casos que antes no se podían diagnosticar”.

“El proceso de paz es una noticia extraordinaria, histórica y, aunque parezca un contrasentido, aunque haya más casos ahora se está pudiendo acceder a zonas donde se va a poder trabajar y se podrá avanzar hacia la eliminación”, concluyó el experto.

En la región de América de la OMS, que incluye Latinoamérica, el Caribe, Estados Unidos y Canadá, el número de casos de malaria en 2016 aumentó un 22 % en relación con el año anterior, al pasar de 684.000 casos en 2015 a 875.000 el pasado año.

También se incrementó el número de muertes por paludismo, hasta alcanzar los 700 decesos, 300 más que el año precedente.

Además de Colombia y Venezuela, también Nicaragua registró un fuerte aumento de pacientes, con 12.460 en 2016 frente a los 5.000 del periodo anterior, y Ecuador, que tuvo 1.200 enfermos de paludismo, el doble que un año antes.

Países como República Dominicana, Ecuador, Guayana, Honduras, México y Panamá registraron incrementos de casos menos pronunciados.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.