(Foto AFP)

Naciones Unidas acusó hoy al Gobierno de República Democrática del Congo (RDC) de incitar a la violencia al no convocar elecciones y mantener la inestabilidad, lo que exacerba los conflictos subyacentes entre la población.

“El retraso en el anuncio de la fecha de las elecciones está causando más inestabilidad y malestar. Estos hechos revelan la ausencia de un intento real de permitir un proceso democrático y pacífico en el país”, afirmó la alta comisionada adjunta para los Derechos Humanos, Kate Gilmore.

En una alocución ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, Gilmore dijo que “la necesidad urgente de una estrategia coherente que asegure el proceso electoral y la transferencia de poder que establezca la bases para una justicia más fuerte se evidencia en el marcado incremento de la inseguridad en diferentes partes del país”.

Acto seguido, se refirió a los distintos conflictos activos en el país: en las regiones de Kivu del Norte y Kivu del Sur y en Tanganika en el este; en Kinshasa en el oeste y en las provincias de Kasai, en el sur.

Una violencia que no sólo ha dejado un reguero de muertos, mutilados y mujeres violadas y víctimas de abusos, sino que también ha provocado que 3,8 millones de congoleños se hayan visto obligados a abandonar sus hogares y convertirse en desplazados internos.

Muchas de las milicias implicadas en los conflictos se forman siguiendo perfiles étnicos y “atacan pueblos y matan a sus habitantes en base a su etnia”, denunció Gilmore.

El caso más acuciante actualmente es el de las provincias de Kasai, donde se han documentado al menos 5.000 muertos.

“La situación en las Kasai es una de las peores crisis de derechos humanos que el mundo afronta hoy”, denunció.

A pesar de los graves abusos y la gran cantidad de evidencias existentes, recalcó que “poco se ha hecho para permitir una investigación independiente, creíble e imparcial de las serias violaciones a los derechos humanos cometidas por las fuerzas de seguridad congoleñas”.

Afirmó que, a pesar de que la Misión de Naciones Unidas en RDC ha dado la geolocalización de 87 fosas comunes, el Ejecutivo no ha hecho nada para procesar a los responsables.

En su opinión, “es evidente que la violencia en las Kasai no es fruto de actos aleatorios de elementos indisciplinados, sino más bien actos derivados de órdenes. Los responsables, incluidos aquellos que proporcionaron armas a las milicias o que dieron órdenes de matar, deben ser llevados ante la Justicia”.

Gilmore recordó que el Consejo de Derechos Humanos decidió en su anterior sesión enviar a ese país africano a un grupo de expertos internacionales para investigar las atrocidades cometidas, que se desplegarán en cuanto obtengan los visados correspondientes.

“Sin embargo, por el bien del pueblo congoleño, no se debe perder más tiempo y las autoridades deben actuar inmediatamente para evitar más crímenes”, concluyó la alta comisionada adjunta. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.