(Foto referencial)

La oposición venezolana pidió este jueves desde Madrid que se limiten las operaciones en petros, la nueva moneda promovida por el gobierno de Nicolás Maduro, y que la comunidad internacional amplíe las sanciones contra altos funcionarios del poder chavista.

En una rueda de prensa en la Casa América de Madrid, el exalcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, llamó a limitar las operaciones financieras con una moneda ilegal como es el petro.

Esta criptomoneda fue lanzada por Caracas para afrontar los problemas de liquidez y las sanciones de Estados Unidos contra los bonos soberanos de Venezuela y los de su petrolera estatal, PDVSA. Washington, no obstante, ya ha prohibido a sus ciudadanos y empresas que negocien con esta criptomoneda.

A Ledezma lo acompañaban el expresidente del gobierno español Felipe González (1982-1996), el expresidente de la Asamblea Nacional venezolana Julio Borges, el coordinador político del partido Voluntad Popular, Carlos Vecchio, y el opositor Lester Toledo.

Ledezma, Vecchio y Borges iniciaron el martes en Francia una gira europea para pedir a los gobiernos de la región que no reconozcan las elecciones presidenciales del 20 de mayo en Venezuela, en las que Maduro aspira a repetir mandato y que según la oposición son un fraude.

“Tenemos la obligación de ejercer toda la presión antes del 20 de mayo para lograr el desconocimiento total de ese fraude, las elecciones, que representan la destrucción total de la democracia”, declaró Borges, horas antes de un encuentro con el canciller español Alfonso Dastis y con Mariano Rajoy, el presidente del gobierno.

Según explicó Vecchio, en la reunión con Rajoy le formularon una petición formal que desconozca los resultados de las presidenciales del 20 de mayo.

Rajoy evitó mostrarse taxativo, y en un mensaje en su cuenta de Twitter reiteró su apoyo a los opositores venezolanos y pidió garantías en esos comicios.

“El pueblo venezolano sigue contando con el apoyo de España en la defensa de la libertad, el progreso, los derechos humanos y elecciones democráticas con plenas garantías”, escribió el jefe de gobierno español.

El martes, los tres habían sido recibidos por el presidente francés Emmanuel Macron, quien afirmó que las actuales condiciones no permiten una elección justa y libre.

Maduro no tardó en reaccionar y este miércoles tachó de racistas a los gobiernos de Francia y España.

– Piden más sanciones –

Como parte de la presión contra los comicios, Ledezma añadió que piden profundizar las sanciones contra los personajes del gobierno venezolano que se benefician con los dineros mal habidos, una demanda también abordada en la reunión con Rajoy.

Y es que según el ex alcalde caraqueño, no son suficientes las sanciones individuales adoptadas en enero por la UE contra siete altos funcionarios del gobierno, y es necesario extenderlas a los testaferros de los que han querido convertir Europa en el patio trasero de su latrocinio.

“La comunidad internacional tiene que coordinar seriamente sus acciones, porque lo único a lo que es sensible el régimen de Venezuela es a las sanciones personales”, abundó en ese sentido Felipe González, que urgió a que se aborde esa opción en la cumbre de las Américas prevista en Lima los días 13 y 14 de abril.

González instó también a Henri Falcón, el único rival de Maduro el 20 de mayo, a no presentarse. “Que por favor no sea el taparrabos de Maduro, que no compita en esas elecciones”, le conminó.

Tras la cumbre de Lima, Vecchio, Borges y Ledezma proseguirán su gira europea por Alemania, Bélgica e Italia.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.