Fiscal paraguayo recibe nueva información sobre siete cadáveres encontrados en un contenedor
/ Foto: Cortesía

El fiscal que investiga el caso de siete cadáveres de migrantes encontrados en un contenedor que llegó a Paraguay procedente de Serbia reveló el domingo que recibió información nueva sobre sus identidades y procedencia, aunque pidió cautela a la espera de confirmar esos datos.

El fiscal Marcelo Saldívar, que dirige la investigación del caso de los restos en descomposición de siete personas hallados en un embarque de fertilizantes, confirmó que un ciudadano de origen árabe lo contactó para aportar información y videos sobre quiénes son los fallecidos.

“Es algo esperanzador, pero no quiero generar falsas expectativas, tenemos que consolidar la información con documentos”, señaló el domingo el representante del Ministerio Público al canal Telefuturo.

Saldívar admitió que dispone de los mismos nombres y nacionalidades difundidos por las redes y los medios de comunicación de la capital paraguaya.

Según la información que maneja el fiscal, se trata de cuatro jóvenes de Marruecos (Ahmed Belmiloudi, Mohamed Hadoun, Rachid Sanhaji y Said Rachir), dos de Argelia (Sidahmed Ouherher y Zugar Hamza) y uno de Egipto (Yessa Aymen).

Un argelino identificado por los diarios locales como Smail Maouchi, residente en Sarajevo (Bosnia y Herzegovina), publicó en su cuenta de Facebook un mensaje en árabe en el que detallaba los planes de los inmigrantes ilegales de llegar a Italia o Bélgica en un contenedor transportado en un tren.

“Se escondieron en el contenedor porque si la Policía les agarra, les tortura”, dijo Maouchi en declaraciones al diario paraguayo ABC tras remarcar que los controles contra inmigrantes son “muy rigurosos” en Serbia.

“Subieron al tren pero nadie supo su destino”, admitió.

Pensaron que llegarían a Italia

Maouchi explicó que los migrantes “pensaron que llegarían a Italia pero que el contenedor se dirigió al puerto, se cargó en un barco que iba a Croacia y de allí a Paraguay”, a 16.000 km de distancia, en un viaje de tres meses de duración.

“Ya no pudieron bajar cuando el contenedor se embarcó para Croacia”, precisó.

El buque salió de Serbia el 22 de julio y llegó a Paraguay el 19 de octubre.

El importador de los fertilizantes abrió el cargamento en su sede del barrio Santa María de Asunción (había llegado al puerto de Villeta, 30 km al sur) y por el fétido olor llamó a la Policía, que posteriormente descubrió los restos.

“Nos está llegando la globalización hasta en este tipo de cosas”, comentó el fiscal a periodistas.

El médico forense Pablo Lemir explicó que los cuerpos en general “presentan una importante reducción esquelética que complica determinar las causas de las muertes”, ya que con el vaivén de los contenedores los restos humanos fueron mezclándose con los fertilizantes.

“Ahora el trabajo es armar un rompecabezas literal: limpiar, secar e ir juntando los huesos para determinar sexo, raza, talla, edad”, puntualizó.

Junto a los restos humanos fueron hallados enseres personales, documentos, paquetes de galletas y mochilas, detalles que hacen suponer que las víctimas se preparaban para un viaje corto, de horas.

Documentos encontrados entre los cadáveres

El fiscal subrayó que en el contenedor se encontraron documentos que coinciden con los siete nombres dados por Maouchi, pero también una tarjeta bancaria que pertenece a otra persona que no figura en tales referencias.

Dijo además que se rescataron del depósito dos celulares, uno en mal estado y otro que podría servir para obtener mayores datos de los fallecidos.

Maouchi publicó en su cuenta de Facebook un mensaje en el que lamenta el desenlace.

“Dios es grande. Con profunda tristeza hemos recibido la noticia de que los cuerpos de nuestros hermanos y amigos que desaparecieron hace tres meses en un viaje de tren desde Serbia fueron hallados ayer en Paraguay”, señaló.

“Eran siete jóvenes procedentes de Argelia, Marruecos y Egipto que murieron en una terrible tragedia. Que Dios tenga piedad de sus seres queridos y que sus tumbas sean un jardín del paraíso y que inspiren paciencia y tranquilidad a sus familiares”, remarcó.

© Agence France-Presse




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.