Rueda de prensa sindicato pdvsa.
Adrian Piñango Manifestó las exigencias de su gremio por los beneficios. (Foto: Rafael Freites).
COMPARTE

Directivos de Pdvsa Vassa y la gerencia de seguridad llamada Protección y Control de Pérdidas está pidiendo a la Inspectoría del Trabajo el permiso de solicitudes de despido por faltas calificadas que los trabajadores consideran injustificadas por desconocer las razones de las mismas, informó Adrián Piñango empleado de la compañía y vocero del Movimiento por la Dignidad Sindical (MDS)

La empresa fue la conocida industria Venoco, expropiada el 17 de septiembre de 2014 pasando a formar parte del Estado, convirtiéndose en Venezolana de Aceites y Solventes Vassa, S.A. filial de Pdvsa.

Los trabajadores de la empresa consideran que estas solicitudes de despidos se deben a un documento que un grupo de empleados entregó al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en septiembre de 2016 para exigir elecciones de un nuevo sindicato, debido a que estas votaciones debieron realizarse en agosto de 2015, tienen más de un año de mora electoral.

Los trabajadores que firmaron el documento han tenido problemas en los beneficios que les corresponde. El sindicato labora dentro de las instalaciones de la industria y las peticiones de los empleados se las hacen a los sindicalistas, pero se las niegan. Declaran sentirse “acosados y hostigados”.

Piñango expresó que son más de 30 empleados afectados por esta situación. El sindicato no vela por los derechos y beneficios de los trabajadores.

“Cuando la empresa era privada percibiamos un sueldo de cuatro salarios mínimos, ahora solo devengamos un sueldo, las peticiones del aumento contractual son ignoradas” reiteró el vocero de MDS.

Otros beneficios como el comedor en las mañanas, entrega de aceite cada mes y afiliación al club de la empresa les fueron quitados. “Queremos un sindicato que exija nuestros derechos”

Adrián Piñango comentó sobre la disminución en la producción de la planta de grasa, anteriormente se laboraba por tres turnos, en la actualidad solo queda uno. Piñango calcula que el declive es de 30 a 40 por ciento.

Esta reducción en los turnos de trabajo se debe a la falta de materiales e implementos básicos, concluyó el vocero.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.