COMPARTE

Sonidos de disparos que se oían desde el Fuerte Paramacay generaron intranquilidad en habitantes de las residencias cercanas a esta dependencia militar y otras urbanizaciones.

Pasadas las 11 de la noche comenzaron las detonaciones, que en principio fueron atribuidas a fuegos artificiales. Posteriormente se comentó que se trataba de prácticas de tiro nocturnas en el fuerte.

En un recorrido por la avenida Universidad, frente a la Brigada Blindada, se evidenció tranquilidad dentro de la dependencia. No había movimiento de vehículos ni de personal.

Con excepción de un incendio de vegetación en el cerro y las tradicionales señalizaciones con fuego, permanentes desde la toma de esa instalación militar el 6 de agosto, no se apreciaron movimientos extraños.

Lee más: Fuerte movimiento militar en el Fuerte Paramacay en Carabobo

Los vecinos de las residencias situadas frente al fuerte estaban en los estacionamientos, atentos a cualquier situación irregular.

Desde el 6 de agosto, cuando una toma al fuerte liderada por el capitán de la Guardia Nacional, Juan Caguaripano, culminó con la desaparición de fusiles y otras armas propiedad de los militares, las restricciones nocturnas en el acceso a esa dependencia son permanentes.

Lee más: Ejército cerró avenida Universidad

En las redes sociales, habitantes de Naguanagua y El Trigal mostraban inquietud por los disparos que se oían desde el fuerte.

Hasta las 12:30 a.m. la situación seguía siendo de normalidad, aunque las detonaciones continuaban.

 

 

 

 

 

Información en desarrollo

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.