Lionel Messi falló un penal al finalizar el primer tiempo. Foto EFE.

El París Saint-Germain, sostenido por su portero Keylor Navas, se clasificó este miércoles para cuartos de final de la Champions tras empatar 1-1 con el Barcelona, en la vuelta de octavos del torneo continental.

El PSG se adelantó con un gol de Kylian Mbappé de penal (30), pero Lionel Messi puso el 1-1 (37), que deja al Barça fuera de la Champions tras no haber podido remontar el duro 4-1 recibido en la ida.

El equipo azulgrana no pudo repetir la gesta de 2017 con el famoso 6-1, quedándose fuera en octavos de Champions por primera vez desde 2007, pese a su dominio que se estrelló en la buena actuación del portero costarricense del PSG.

El Barça, con su nuevo presidente Joan Laporta en la palco del Parque de los Príncipes, salió desde el minuto uno a buscar los goles que necesitaba para remontar. La primera parte, incluso, fue un monólogo que prácticamente no dejó salir de su campo a un PSG, limitado a buscar con balones largos a Mbappé.

Messi responde a Mbappé

El Barça hizo mucho daño por los costados, especialmente por la izquierda por donde apareció una y otra vez Ousmane Dembélé para asistir y probar a Navas, sin lograr encontrar el premio del gol pese a sus muchos intentos.

El portero del PSG, auténtico héroe de su equipo, brilló estirándose abajo para atajar un disparo raso de Dembélé (18) y, después, palmeando al travesaño un tiro de Sergiño Dest (23).

Al martilleo del Barcelona, los locales sólo lograban contestar con salidas rápidas en busca de Mbappé, que a la media hora adelantaba a su equipo. El joven delantero francés hizo el 1-0 de penal (30), después que Clément Lenglet derribara a Marco Verrati en el área.

El tanto sólo sirvió para espolear a los azulgranas, que a los cinco minutos respondieron con un misil de Messi desde la frontal, que se coló por la escuadra de Navas (37). El argentino, que había sido un dolor de cabeza con sus evoluciones frente al área para la defensa local, pudo poner el 2-1 de penal para el Barça, pero se encontró con el costarricense.

Penal crucial

El “Tico” sacó con el pie y la colaboración del larguero la pena máxima tirada por Messi (45+2), tras una patada de Kurzawa sobre Antoine Griezmann. El penal fallado anestesió a un Barcelona que a la vuelta del descanso bajó las revoluciones de su juego, ante un PSG que se pareció asentarse mejor en el campo.

Muy deshilachado en la primera parte, el equipo francés se mostró más ordenado en la segunda, en la que optó por controlar el balón y esperar al Barça más lejos de su portería.

El Barcelona volvió a dar un susto a los locales, cuando el rosarino cazó un pase cerca del área pequeña, pero su tiro a bocajarro se vio desviado por Marquinhos (61). Poco después, era otra vez Navas el que sacó un cabezazo ajustado al palo de Sergio Busquets (69).

En el último cuarto de hora, Koeman refrescó el equipo y el Barça volvió a dar un punto de intensidad a su juego para poner cerco a la portería del PSG. Acabó cumpliendo su objetivo de dar una buena imagen, pero insuficiente para dar la vuelta a la eliminatoria, que deja al PSG, finalista de la pasada edición de la Champions, en cuartos del torneo continental.

El quipo catalán, en cambio, tendrá que esperar un año más para lanzar un nuevo asalto a una competición que se le resiste desde 201,  cuando alzó por última vez la ‘Orejona’.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.