Los fuertes dolores lumbares son algo común en estos tiempos. La cada vez mayor actividad que tienen las personas, sumadas a cuestiones como estrés o cansancio, más malas posturas, suelen generar un cóctel explosivo para tu dorso. Así es como puedes poner en práctica algunos de estos remedios caseros para evitar estas dolencias.

Los dolores lumbares, esos que se producen en la espalda y, sobre todo, en la zona de la columna vertebral, suelen ser muy comunes y también muy molestos. No dejan actuar a nadie con naturalidad y cada movimiento te hará recordar ese padecer. Pero puedes poner en práctica algunos de estos consejos para evitarlos.

La aplicación de paños calientes y baños en la zona de la espalda, sobre todo masajeando con una esponja, suelen ser perfectos para salir del paso y evitar esa clase de dolores cuando arrecian de repente.

Los aceites que suelen emplearse en cualquier tipo de masajes vienen más que bien. Algunos como el de ajo, sésamo o coco pueden ir de maravillas.

El calor aplicado sobre la espalda con almohadillas eléctricas o algún producto de esas características puede venirte de maravillas, ya que “afloja” los músculos y relaja la zona, lo que produce que la rigidez, se alivie momentaneamente.

La práctica de algunas disciplinas relacionadas con la flexibilidad y la movilidad natural pueden ayudarte mucho a corregir posturas y a conectarte con tu cuerpo. El yoga o la eutonía son muy recomendables. También la acupuntura.

Y hablando de los remedios caseros para el dolor de lumbalgia o lumbago, encontramos una serie de tratamientos que pueden resultar de ayuda para calmar el dolor o eliminarlo en su totalidad en algunos casos. Sin embargo, es recomendable ir con un experto (fisioterapeuta u osteópata).

  1. Frío y calor

Pon una bolsa de hielo encima de la zona que duele durante 20 minutos varias veces al día en los casos que sea producido por un golpe. Después de 2 días de tratamiento de frío, aplica calor en esa zona. Puedes usar una almohadilla de calor o lámpara radiante durante unos períodos breves de tiempo. Esto hará relajar los músculos y aumentar su flujo sanguíneo, calmando el dolor y ayudando en su recuperación.

  1. Leche con col

La col es una de las verduras que se reconocen cómo frías y por lo mismo, pueden ayudar a relajar nuestra espalda. Se debe poner en un recipiente con leche la col y se dejará reposar por un lapso de 5 minutos. La zona lumbar deberá estar bien lavada y con esto se agregara la col con un trapo y se dejara reposar por un lapso de 15 minutos. Concluido esto, necesitaremos meternos a bañar con agua tibia.

  1. Aceite de árbol de té

remedio aceite del árbol del teExiste un aceite llamado aceite de árbol o también se puede encontrar cómo té de árbol, puede ser usado para tratar el dolor lumbar. Es necesario preparar una tina con agua caliente y agregar 20 gotas de este aceite. Una vez esto, se podrá meter al agua en ella o con pequeñas compresas ponerlas sobre la zona afectada.

  1. Perejil con sal

En un recipiente con agua tibia agregaremos unas ramas de perejil, después agregaremos 3 pizcas de sal y con esto empezaremos a colocarlas sobre el lumbago por un lapso de 20 minutos. Después de esto, con una toalla limpiaremos los restos del perejil y echaremos alcohol para limpiar esa zona y relajarla.

 

  1. Reposar en la cama

remedio de la camaTúmbate mirando hacia el techo y pon una almohada bajo las costillas. También tienes la opción de tumbarte de costado y poner una almohada entre tus rodillas.

Recomendaciones y consejos para el tratamiento del dolor de lumbago

Evitar tomar peso en la medida de lo posible y especialmente si se han producido reacciones recurrentes que aumenten las posibilidades de una nueva reacción.

Evitar los movimientos bruscos como agacharse muy rápido, lo cual pudieran propiciar la aparición del dolor.

Aplicar una fuente de calor puede ayudar a mitigar el dolor reduciendo su intensidad y favoreciendo el tiempo de recuperación. El calor es recomendable aplicar si el dolor (lumbago) continúa después de haber transcurrido 2 o 3 días.

Evitar el exceso de peso ofrece una garantía preventiva para no sobrecargar la musculatura de la columna debilitando el soporte lumbar.

Practicar ejercicio regular contribuye a mejorar la densidad ósea, el refuerzo muscular y a evitar o retrasar las enfermedades degenerativas asociadas al desgaste de la edad. En los primeros días de la aparición del dolor lumbar no se recomienda realizar ejercicio, podría aumentar los síntomas.

Dormir en posición fetal y una almohada entre las piernas, muchos expertos recomiendan dormir de esta forma cuando se padece, ello ayuda a aliviar la carga en esa zona de la espalda y poder así tener un mejor descanso.

Analgésicos, la toma de ellos como por ejemplo el ibuprofeno (conoce sobre este fármaco analgésico AINE), pueden ser de ayuda para aliviar el dolor y reducir su inflamación. Para su toma se recomienda consultar con el doctor o experto en salud para que te pueda indicar la mejor opción y dosis para tu caso en particular.

Espalda recta y relajada, es importante para su prevención y tratamiento estar con una postura correcta, espalda siempre recta pero a la vez relajada, no tensa.

Pelota de tenis, cuando se padece de lumbalgia, tumbarse en el suelo, boca arriba y con una pelota de tenis debajo de ti, la cual presione la zona adolorida, si uno de va deslizando encima de la pelota mediante el peso de su cuerpo, puede ayudar a disminuir el dolor.

Quiropráctico, acudir a un fisioterapeuta, quiropráctico o osteopata, puede de ser de gran ayuda para su tratamiento. Mediante sus técnicas podrá mejorar la columna y síntomas. A la vez de mostrarte ejercicios y estiramientos para poder hacer en casa para su prevención y tratamiento.

Acudir al médico: Es muy importante acudir al especialista si la zona lumbar se enrojece o inflama, se padece fiebre, dolor no desaparece por más de un par de semanas, se sufre debido a un golpe muy fuerte o caída, se padece sangre en la orina, se entumecen o padece dolor también en las piernas, pelvis o nalgas; si se presenta una pérdida de peso importante o se tiene antecedentes de cáncer.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.