COVID-19 en San Diego
Alcalde de San Diego, León Jurado, a las afueras del Palacio de Justicia de Carabobo.(Foto cortesía)

La realidad es clara en el municipio San Diego. El alcalde, León Jurado Laurentín, detalló que el incremento de contagios por COVID-19 es consecuencia del retardo en la llegada de los resultados de las PCR.

Más de 20 días se han tardado en recibir algunas pruebas, lo que ha provocado que las cifras sean cada vez más negativas, sobre todo porque la mayoría de los casos confirmados son asintomáticos y solían hacer su vida de forma normal con contacto directo con muchas personas.

Los últimos 27 contagios tienen relación con los primeros cinco. “Se logró diagnosticar a los siguientes gracias a la labor de cerco epidemiológico, buscando contactos directos, 20 de estos dieron positivo, y por eso aumentó la cifra a 25 casos, los últimos siete también son contactos directos de estos primeros”.

Pero de haber recibido los resultados de las PCR de manera oportuna, se habría evitado el número de casos sospechosos que hay actualmente en el municipio, y que también tienen semanas esperando la prueba desde Caracas.

Para Jurado Laurentín, es sumamente grave que los últimos 27 casos confirmados son asintomáticos. “Es muy delicado eso y nos alarma porque no reportaban ningún síntoma y estaban haciendo vida normal”.

Los primeros cinco casos de COVID-19 en San Diego tienen que ver con trabajadores del sector público de la administración nacional y regional, que se contagiaron fuera de la jurisdicción y que tuvieron contacto con una cantidad imprecisa de carabobeños.

Descentralización de las PCR

“Gravísimo”, así calificó el alcalde el retardo en la entrega de los resultados de las PCR, por eso insistió de manera enfática que se descentralice este proceso, para que sea mucho más accesible a todas las regiones.

Esa es la única manera de tener un balance más cercano a la realidad respecto a las cifras de contagio de la enfermedad en cada entidad, “y que de esa forma podamos atender a tiempo la pandemia, porque muchas veces llegan los resultados y la persona ha superado la enfermedad y contagió a muchas otras, y en otros casos  puede tener otra enfermedad y lo tratan como COVID-19 sin tener certeza”.

Por eso considera una urgencia la descentralización de los laboratorios ya que solo se cuenta con dos, el Instituto Nacional de Higiene (INH) Rafael Rangel y  el Instituto Venezolano de Investigación Científica (IVIC), ambos en Caracas y son los únicos autorizados para hacer despistaje, “es necesario que las autoridades nacionales y regionales entiendan la necesidad para la población de conocer rápidamente los resultados para poder actuar en consecuencia”.

El primer caso confirmado en San Diego fue el 19 de julio, tres días después Jurado Laurentín dio a conocer tres más, y el 22 de julio informó sobre otro. Hasta ese momento eran cinco.

El 5 de agosto anunció 20 nuevos relacionados con los anteriores, cinco días más tarde dijo que ya eran 32 en total, con la suma de siete más. Y el sábado 15 de agosto informó de tres casos adicionales para un total de 35, todos de contagio comunitario.

Pero pese a todos estos números, San Diego, que es la única administración municipal de Carabobo que es contraria al régimen de Nicolás Maduro, nunca ha sido nombrada en los reportes de la Comisión Presidencial  para la Prevención, Atención y Control del Coronavirus.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.