(Foto referencial)

Luis Pérez vive en San Joaquín y tiene muy clara una de las indicaciones para evitar contagios por COVID-19: Lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón.

Pero completar esa simple tarea se le dificulta cada día. La escasez de agua por tuberías  en el municipio data de hace más de seis meses.

Palo Negro, Panamericano, Campo Alegre, Villas del Centro, El Remate y 5 de julio son algunas de las comunidades afectadas por el suministro irregular de agua. “Tenemos más de 10 días sin agua. Además, cuando llega, llega poquita y sucia, dura un día y se va tres o  cuatro días más”.

En Diego Ibarra, otro municipio del oriente carabobeño, el panorama no varía. Jesús Gárrate, dirigente social en Mariara, denunció que comunidades pasan hasta tres meses sin el suministro del líquido y la única respuesta de la alcaldía y la Hidrológica del Centro (Hidrocentro) es el silencio.

 Ilora Barreno es vecina de la urbanización El Deleite. Para ella, pasar la cuarentena sin suministro de agua no es aceptable. Cumplir con el aseo personal y la higiene del hogar no es una labor fácil. “¿Cómo es posible que en estos momentos de pandemia, niños y personas de la tercera edad no pueden hacerse el aseo personal?”.

Ella no tienen dinero para pagar un botellón de agua, cuyos precios oscilan entre 70 mil a 100 mil bolívares . Tampoco cuentan con recursos para costear los servicios en dólares de un camión cisterna.

San Joaquín sin gasolina

Nory Cañizales está indignada y molesta. Desde hace más de tres meses el despacho de gasolina en la Estación de Servicio El Tropical, en San Joaquín, es nulo.

Permanecer días en filas, aguantar calor y dormir dentro de su carro es una escena que ha repetido en las adyancencias de la estación de servicio, con la esperanza de que llegue el combustible. “Para nosotros la gasolina es un preciado líquido. Los vehículos se requieren para buscar medicinas, agua potable y hacer el traslado de nuestros enfermos”.

Los vecinos han consignado documentos ante la Zona Operativa de Defensa Integral (Zodi) para solicitar el despacho de gasolina en el municipio. Aún no hay respuestas efectivas.

Este jueves fueron atendidos por funcionarios de la alcaldía, quienes indicaron que la causa de la falta de combustible es la desorganización entre los vecinos. “Nos dijeron que si el municipio no se organizaba no nos iba a llegar la gasolina”, acotó Carmen Rojas, residente del sector.

El coronel José Parada, jefe del estado mayor de combustible en la entidad, ratificó el pasado lunes 18 de mayo que la restricción de combustible se mantendrá solo para sectores priorizados y no se abrirán más estaciones de servicio hasta que no se garantice el control de la pandemia.

Lee también: “Hambre, sudor y lágrimas”: El drama en las filas para surtir gasolina




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.