Los integrantes del grupo latino CNCO (EFE/ Giorgio Viera)

La edición de 2022 de Premios Lo Nuestro hizo historia en la música latina de muchas maneras la noche de este jueves, pero la más significativa fue el triunfo de Bad Bunny, que sin ser el más nominado se convirtió en el ganador con seis galardones.

En el segundo lugar estuvieron empatados siete nominados: Karol G, Camilo, J Balvin, Christian Nodal, CNCO, Calibre 50, y el Grupo Firme al alzarse cada uno con tres premios.

Tanto el Conejo Malo como J Balvin y Karol G estuvieron ausentes del escenario, mientras que el resto de los ganadores se mostraron eufóricos con sus triunfos.

“Hoy en día no hay géneros que nos definan ni a los artistas ni al público”, dijo Eduin Caz, el líder vocal de Grupo Firme al celebrar sus tres galardones y agradecer a sus fans el “apoyo masivo” desde que comenzaron.

Sorprendentemente entre los tres artistas más nominados -Camilo, J Balvin y Christian Nodal- con 10 cada uno, solo Camilo logró obtener tres galardones. Nodal terminó la noche con dos Premios Lo Nuestro, mientras que el reguetonero colombiano ganó uno.

Aunque el espíritu de celebración se mantuvo toda la noche se dedicaron momentos para referirse a la invasión en Ucrania con un llamado a la paz, un pedido de menos violencia en la región y un mensaje de agradecimiento a la vida y al Dios de cada quien cuando Farruko y Pedro Capó interpretaron el remix de su canción “Gracias”.

“Gracias” fue también la palabra que repitió hasta el cansancio Paulina Rubio, quien fue la reina de la noche. La Chica Dorada recibió el “Premio a la Trayectoria”, mientras que su madre, la legendaria actriz mexicana Susana Dosamantes, y sus hijos Andrea Nicolás y Eros, la aplaudían desde el público.

Antes se había paseado por sus grandes éxitos en uno de los números más largos de la gala, acompañada de un ejército de bailarinas e instrumentistas femeninas.

“Este premio me encuentra en un momento de mi vida en el que quiero seguir haciendo lo que amo durante 100 años más”, dijo a Efe Rubio, quien se vio muy conmovida al ver a su comunidad musical aplaudiéndola de pie por su trabajo en el escenario.

ENTRE MÉXICO Y POLÍTICA

El espectáculo, que tuvo lugar en la arena del equipo de baloncesto Miami Heat, comenzó con un sentido homenaje a Vicente Fernández, el máximo representante de la música mexicana, quien murió en diciembre pasado.

El español David Bisbal, el colombiano Camilo y los mexicanos Christian Nodal, Ángela Aguilar y el Grupo Firme, cantaron algunos de los temas que convirtieron a “El Charro de Huentitán” en una leyenda.

“El ser invitado como el único español en este número tan especial es uno de los grandes honores de mi vida. Vicente, su hijo Alejandro y toda la familia siempre fueron muy generosos conmigo”, indicó Bisbal, quien también fue uno de los presentadores, acompañando a Gabriel Soto, Yuri y Alejandra Espinoza.

Ángela Aguilar, quien ganó el premio “Artista Revelación Femenina”, hechizó a la arena con su magistral interpretación del clásico “La malagueña”. La joven de 18 años también destacó la necesidad de que “más mujeres participen en la música mexicana”.

Una mezcla de sentimientos se sintió en el escenario y en la alfombra morada por los sonidos de guerra que se escuchan. “Yo estoy aquí y no puedo dejar de pensar en los niños de Ucrania”, dijo a Efe Luis Fonsi, quien fue uno de los nominados y presentó en el escenario su canción “Vacaciones” con el colombiano Manuel Turizo.

“Desde acá no podemos hacer más que hacer un llamado a la paz, y que los líderes autoritarios y violentos del mundo entiendan que sus acciones generan un sufrimiento mayúsculo”, expresó por su parte el motivador mexicano Daniel Habif, quien entregó a Farruko el “Premio a la excelencia urbana”.

Maluma, quien fue reconocido con el premio “Ídolo Global” cerró su segmento con las palabras: “Colombia no es narcotraficante. Colombia es una montaña de talento”.

SEXO, LÁGRIMAS Y ARGENTINA

Romeo Santos comenzó su número musical dentro de una bañera, dando la ilusión de que estaba desnudo y Anitta obligó al director a cerrar el tiro de cámara sobre los sugestivos bailes que realizó sobre el escenario.

Sin embargo, las presentaciones más inolvidables fueron las que tuvieron corazón. La arena quedó en silencio cuando Farruko se deshizo en lágrimas al recibir su galardón de manos de sus cuatro hijos. Antes, el artista puertorriqueño había dado una impresionante presentación de toque religioso e invitó a la audiencia a “perdonar al enemigo”.

Otra novedad fue el incremento de los artistas urbanos argentinos entre los presentes y los ganadores. Khea, Emilia, Duki y Tiago PZK dieron la cara por el movimiento de su país, que todos describieron como “lleno de gente talentosa que desea enseñar su trabajo al mundo”.

La noche cerró con los cubanos de Gente de Zona y Ovi, quienes con su canción “Qué locura” dejaron al público satisfecho y listo para esperar a los premios en 2023.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.