El presidente de Corea del Sur, Moon Jae In, y su mujer, Kim Jung Sook, votan en plena pandemia del coronavirus. (Cortesía)

Los surcoreanos comparecen este miércoles a las urnas para elecciones legislativas en las que se espera una fuerte participación, a pesar de las aplicación de intensas medidas de seguridad por causa de la pandemia de coronavirus, que incluye la medición de la temperatura de los electores y colegios electorales especiales para personas en cuarentena.

Los colegios electorales abrieron a las 6 AM local (21H00 GMT del martes) para elecciones en las que se espera que participen 43,9 millones de personas.

El país adoptó medidas drásticas para permitir la celebración de la votación y también en la campaña que la precedió, en el contexto de la epidemia de COVID-19 que se extendió a casi todos los países del mundo.

La temperatura se mide en la entrada de los colegios electorales para todos los votantes que también deben usar una máscara. Las personas con fiebre van a una cabina de votación especial que se desinfecta después de cada uso.

Los votantes también deben ponerse guantes de plástico después de frotarse las manos con gel hidroalcohólico y no deben pararse a menos de un metro de los demás.

“Todo ha sido muy bien hecho. Por causa del coronavirus, todos respetan la distancia y todo el mundo utiliza guantes”, dijo Kim Gwang-woo, de 80 años, mientras esperaba para votar.

“Estas elecciones se llevan a cabo en un período muy difícil, en un momento en que las campañas de distanciamiento social están en marcha y en medio de una contracción en la actividad económica”, recordó el martes el presidente de la comisión electoral, Kwon Soon-il.

Medidas especiales

Corea del Sur fue uno de los primeros países masivamente afectados por el coronavirus después de China, donde el nuevo coronavirus fue identificado en diciembre pasado.

Incluso durante un corto período fue la segunda fuente de contaminación más importante del mundo, pero logró revertir la tendencia gracias a una estrategia de detección masiva y una investigación en profundidad de personas que entraron en contacto con casos confirmados de la enfermedad.

Las personas que se encuentran actualmente en cuarentena domiciliaria tendrán el derecho, si no muestran síntomas, a salir y votar durante una hora y media al final del día. Los colegios electorales tienen previsto cerrar a las 18H00 GMT.

También se establecieron mesas de votación dedicadas en ocho centros de cuarentena. Sin embargo, cualquier persona que esté en cuarentena en su hogar y presente síntomas se ve privada de su derecho al voto.

La presidencia de Moon Jae-in no está en juego porque el jefe de estado se elige por separado. Pero las elecciones legislativas se consideran en Corea del Sur como un referéndum sobre la acción del presidente, que concentra la mayor parte del poder.

Según una encuesta realizada por Gallup Corea hace una semana, el 27% de los votantes son reacios a ir a las urnas debido a la epidemia.

Pero el 72% restante señaló que no tenía preocupaciones, y se espera una alta participación, especialmente dado que 11,7 millones de personas, incluido el presidente Moon, ya votaron por adelantado el fin de semana pasado.

Kim Ki-chul, de 33 años, dijo que la reciente disminución en los casos confirmados de COVID-19 fueron cruciales para convencerlo a votar.

“Si se compara la forma en que la epidemia ha sido enfrentada en otros países, Corea del Sur mostró una capacidad increíble de desinfección y contención, y eso hace que aumente la confianza en el gobierno”, comentó. AFP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.