COMPARTE

Esa noche Alexander José Figueredo Carreño, de 20 años, lanzó la pelota en la dirección equivocada. El prospecto de los Yankees de Nueva York, alejado del terreno, protagonizó un juego, esa vez en una pista de baile en Yagua. Ese día sus pitcheos cesaron.

Desde los siete años frecuentaba los campos de beisbol, desarrollaba su talento para el futuro. Ese era el proyecto de vida de este joven zurdo, una promesa para el beisbol venezolano y de Grandes Ligas.

La noche del 27 de noviembre todo cambió.  Alexander estaba en casa de un amigo de su infancia en Valles de Yagua, en Guacara. En ese momento, varios conocidos lo invitaron a una fiesta en el mismo sector. El beisbolista aceptó ir. Disfrutar junto a sus amigos los últimos días de vacaciones en el país era su plan. Justo unas semanas después debería reincorporarse a su equipo de la liga americana, en Nueva York.

Lo que pasó no está claro. Se presume que el joven invitó a una muchacha a bailar, lo que al supuesto novio de la chica no le gustó. Alexander fue enviado a la banca. Un impacto de bala acabó con su vida. Los familiares aún no tienen la certeza de quién lo mató.

Mercedes Carreño, madre del prospecto que inició su carrera en Los Criollitos, llorosa pidió a Dios que sea Él quien tome la justicia en sus manos. Alexander estaba en Venezuela recuperándose de una lesión en el hombro, para reintegrarse luego al equipo de los Yankees, narró su hermana morocha Angélica Figueredo.

Una semana después de la muerte de Alexander llegó Iván Arteaga. El entrenador del joven no imaginó que el prospecto jugaba en otro escenario, el de las grandes estrellas, las que nunca se apagan.

Con él, suman mil 890 muertes registradas en Carabobo en diferentes hechos violentos en 2016.

Son alarmantes y preocupantes las altas cifras de homicidios del recién finalizado año. El criminólogo Javier Gorriño estima que continuarán en ascenso en 2017. No paran, ni con operativos policiales, destacó el autor del libro “Reflexiones sobre la Venezuela Insegura”.

Gorriño, abogado egresado de la UCV con posgrados en Criminología y Criminalística, criticó las cifras de homicidios en Carabobo del 2016, que totalizaron mil 890 decesos. En Valencia, casi a diario se recoge un cadáver tirado en la calle.

Cuando las cifras de homicidios superan los tres dígitos, el gobierno de ese país debe activar las alarmas. Gorriño basa su afirmación en indicadores de entes como la Organización de las Naciones Unidas (ONU). En Venezuela, desde el mandato del fallecido Hugo Rafael Chávez Frías no se ha concretado un plan coherente y eficaz para atacar la violencia que golpea duramente a la ciudadanía venezolana. Nicolás Maduro no lo ha hecho mejor.

Tristemente, Venezuela ha superado a países como Guatemala y El Salvador en temas de inseguridad. El entrevistado,  ganador del “Cangrejo de Oro” por resolver el triple homicidio de Mamera en 1982, comentó que Venezuela ha acumulado cifras récord.

Megabandas tecnificadas, con un gran apoyo tecnológico, de gran estructura, no se comparan con bandas de los años 80. En ese entonces, según Gorriño, solo dos o tres miembros estaban armados para el momento del delito. Hoy son todos y con armas de gran potencia.

La prevención del delito es fundamental. Permitirá acabar con las bandas delictivas. El trabajo de las comandancias de las policías municipales debe ser autónomo y apegado a las necesidades reales de las zonas donde se sitúan.

Para Gorriño, la Operación de Liberación del Pueblo (OLP) es un plan arbitrario, cargado de abusos y de extralimitación de funciones de los efectivos policiales. Lo denuncian los familiares de los afectados. Para muestra un botón: Tumeremo y Barlovento.

La ausencia de una política clara para el control de la violencia en el país impedirá que valiosos jóvenes, prospectos de las grandes ligas, jóvenes sostén de hogar, universitarios, corren la misma suerte de Alexander Figueredo, cuyo futuro se truncó producto de un hecho criminal.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.