COMPARTE

Ana Isabel Laguna/@anaisabellaguna

Hoy es el Día Internacional del Niño. Sinónimo de alegría, entusiasmo y es esa etapa de la cual como que casi todos de pronto quisieran regresar, para vivir un poco de esa candidez y alejarnos momentáneamente del quehacer cotidiano. Pero, resulta que los niños venezolanos de hoy ya no son los mismos de generaciones pasadas, que permanecían algo aislados de la realidad. Ahora, los de estos nuevos tiempos viven en la sociedad de la información, hablan con una madurez y tienen unos razonamientos que a más de uno dejan perplejos.

Por ello, se realizó una encuesta –tipo flash- a niños entre 10 y 12 años, –no tan pequeños-, pero siguen siendo parte de esa infancia y sorprende cómo la mayoría está consciente de la realidad del país: coinciden en que por más que los padres quisieran ocultársela, están al tanto de las necesidades por las que atraviesan los hogares venezolanos.

Es tal el conocimiento, que algunos no piden regalos para ellos, sino que Venezuela se recupere y vuelva a ser ese país en que abundaban los alimentos, y que la seguridad retorne. Estos son algunos de sus deseos, a pesar de no haber nacido en la época donde no había tanta violencia, pero están atentos a lo que se dice en su entorno. Así que se presentan algunos testimonios de esos niños, que serán pronto el futuro y la esperanza de un país, que sí conocerán un mejor porvenir.

Y así respondieron:

“Que Venezuela sea la misma de antes”

“A pesar de la crisis que no solo es económica, sino la inseguridad, la contaminación ambiental, entre otras tantas, quisiera acotar que mi mejor regalo sería pasarla en conjunto con mi familia y mis seres queridos también. Mi mayor deseo y sueño es que Venezuela sea la misma de antes y que los jóvenes tengan oportunidades, ya que nosotros somos el futuro del mañana. Por fortuna, este día tan importante también es mi cumpleaños, por lo que estoy sumamente alegre. No importa lo material, sino la presencia y doy gracias a Dios por tener unos padres tan maravillosos. Niños del todo el mundo les quiero decir que sepan valorar lo que le dan sus padres así sea una cosa mínima. Igual, les digo que sigan sus sueños, metas y les deseo un ¡Feliz Día del Niño!”, Ariadne Fonseca, 12 años, cursante 1° año.

“Que el respeto, el cariño y amor aumenten”

“En medio de la crisis, yo quisiera que mis padres me invitaran a realizar actividades al aire libre, ya sea de pesca, bicicleta o de aquellas actividades que tengan que ver con la naturaleza. También, ¿por qué no fomentar la lectura regalándome una suscripción a la revista o fascículos de colecciones que más me interesan? Así, gastarían menos dinero y aumentarían más el respeto, cariño y amor… Del mismo modo que no pediré nada, me gustaría que mi país se acomodara porque la situación está muy ruda. Los padres no se pueden dar sus gustos, porque todos los gastos se van en los hijos. Cómo me encantaría volver a la Venezuela de antes, en la cual se conseguían todos los productos, dijo Ana Valeria Matute, 12 años, cursante 1° año.

“Que me den de comer, el mejor regalo”

“Le pediría algo que esté a su alcance económico, o simplemente no le pediría nada…  un regalo no es lo importante, solo pido que ojalá mis padres pudieran cubrir todos sus gastos, y solo con el simple hecho de que cada día me den de comer, ya eso es el mejor regalo que puedo recibir”, Mariannys Romero, 11 años, y va a 1°año.

“Que pasemos este día junto a toda la familia”

“Al ver la situación que estamos viviendo, como venezolanos no podemos comprar un regalo; lamentablemente nuestros padres no nos pueden ocultar la realidad que se vive, porque nosotros también salimos a las calles y vemos la crisis que se vive, que no es solo económica, sino también social, ambiental y de inseguridad. Así que yo pediría a mis padres pasar juntos este Día del Niño, compartiendo entre nosotros con mi familia, ya que el mejor regalo que nos dejó Dios fue la familia y el amor”, expresó Jacob González, 11, años, pasó a 1° año de bachillerato.

“Un viaje de relajación”

“Si tomamos en cuenta la crisis de Venezuela, yo les pediría a mis padres como regalo un viaje de relajación cuyo objetivo sea unirnos más como familia, ver otros lugares, salir y pasar tiempo juntos, porque no es necesario gastar mucho dinero para pasarla bien; solo hay que saber elegir. Eso para mí sería un buen regalo”, comentó Liz Rojas, 14 años, va a 2° año.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.