COMPARTE

Alfredo S. Flores|@alfredoflores96

Durante la dictadura que vivió Venezuela entre 1908 y 1935, el General Juan Vicente Gómez colocaba a civiles al frente del Gobierno para darle una imagen democrática a su régimen. Hoy los papeles se han invertido. El actual presidente Nicolás Maduro ha puesto a los militares al frente de su Gobierno, al otorgar funciones de coordinación del gabinete Ejecutivo al ministro de Defensa, Vladimir Padrino López. ¿Pero con qué objeto?

Cuenta el historiador Luis Cubillán Fonseca que en la Caracas de inicios del siglo XX las personas señalaban el palacio de Miraflores y decían: “ahí vive el presidente y al frente vive el que manda”. La situación hoy por hoy se ha replicado, con la única diferencia que la oficina de quien ocupa funciones de jefe de Gobierno está un poco más lejos: en Fuerte Tiuna.

La exmagistrada del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Cecilia Sosa, calificó tal nombramiento como un hecho atípico, que representa una alteración de la estructura de la administración pública nacional que por ley debe ser civil. “Estamos en presencia de una migración del Poder Ejecutivo a manos de los militares”, alertó.

Sosa señaló que tal designación decretada por el presidente Nicolás Maduro, lo deja como una figura decorativa, una alteración que la jurista calificó como sorprendente desde el punto de vista constitucional, pues es la fuerza armada quien asumió el control de la administración pública.

El poder total

Las nuevas funciones del ministro de Defensa van más allá de coordinar el abastecimiento en materia de salud y alimentos. Ahora todos los ministerios estarán subordinados a su orden, incluyendo las carteras del área económica, educativa y hasta de relaciones exteriores.

Para Cecilia Sosa, tales facultades son violatorias al artículo 33 del Decreto sobre la Organización General de la Administración Pública Nacional, promulgado por el mismo presidente Nicolás Maduro hace apenas un año.

En el decreto se detalla que las funciones del ministerio de Defensa son la formulación y seguimiento de planes estratégicos y operativos, así como la supervisión de los sistemas educativos y de salud militar, el alistamiento y la industria armamentista. No obstante, el nuevo decreto proporciona al jefe de la cartera de seguridad un amplio poder para la toma de decisiones de carácter gubernamental.

La colocación de Padrino López al frente del gabinete también representa una invasión a las funciones del vicepresidente de la República, quien, según el artículo 239 de la Constitución, colabora con el presidente en la acción del Gobierno, coordina la administración pública nacional de conformidad con las instrucciones del primer mandatario y preside el consejo de ministros con la previa autorización presidencial.

Militarización: respuesta a la incapacidad

En su posición de ciudadana, la exmagistrada opinó que con tal medida lo que se aprecia es la incapacidad absoluta del Ejecutivo nacional en el ejercicio de su cargo como jefe de Estado para solucionar la inseguridad, la inflación y el desabastecimiento.

La diputada al Consejo Legislativo del Estado Carabobo (CLEC), Neidy Rosal, tiene una opinión similar. A su parecer esta militarización es una muestra del fracaso y la improvisación del Gobierno nacional. “Cada día que pasa siguen tomando medidas políticas erradas.

Rosal teme que de ahora en adelante las colas que hacen los ciudadanos en los abastos pasen a hacerse en los cuarteles y considera que el otorgamiento de amplios poderes al ministro de Defensa, por el Decreto de Emergencia Económica, puede ser una excusa para que se agudice la represión a quienes están muriendo de hambre.

Una dictadura militar

El presidente de la Comisión de Política Exterior de la Asamblea Nacional, Luis Florido, tiene una perspectiva más cruda de la situación. Considera que en Venezuela se instauró una dictadura militar.

Ante tal panorama, el parlamentario considera pertinente buscar ayuda internacional. “La OEA pretende restituir el orden constitucional en Venezuela a través de la activación de la Carta Democrática Interamericana”.

Florido subrayó que políticamente en América Latina se están sintiendo vientos de cambio y cada vez son más los países que está en contra del régimen que se muestra más autoritario.

El historiador carabobeño, Luis Cubillán, afirmó que el presidente Maduro entregó el poder plenamente a los militares incentivado por las exigencias de renuncia que han surgido desde las mismas filas del oficialismo.

Para Cubillán, es primera vez en la historia democrática que ocurre algo como esto, pero recordó que el presidente Ignacio Andrade, a finales del siglo XIX, al ver débil su Gobierno decidió entregarle facultades extraordinarias a un militar de confianza, que luego lo traicionó.

Cubillán aseveró que no puede haber certidumbre de lo que se tiene planeado hacer. Sin embargo, la historia demuestra que con el poder en manos de militares no se sabe qué puede pasar ni se sabe cuando pueda terminar.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.