COMPARTE

Oleg Kostko

Carmen Navas habita en la urbanización San Esteban, recibe agua solo una vez cada 2 semanas, relata que una vez que  le llega la familia hace todo lo posible por llenar varios tanques y pipotes que tienen dispuestos en su casa para almacenar el líquido.

Realidades como ésta son parte del día a día de muchos habitantes del litoral carabobeño. Los comercios no escapan a ésto, algunos comerciantes porteños como Francisco Gómez  se han visto en la necesidad de utilizar un camión cisterna para proveer de agua su negocio.

El comerciante denunció que los llenaderos de Quizandal y de Tejerías se encuentran cerrados, el único que funciona es el de Parapeto donde no le permiten llenar el camión cisterna por órdenes de miembros del personal de Hidrocentro que allí labora, niegan la entrada al llenadero sin mas explicaciones, por lo que ha muchas personas han recurrido a las tomas improvisadas que fungen como llenaderos clandestinos.

DESESPERACIÓN PELIGROSA

El dirigente del partido Gente Emergente en el estado Carabobo, Ángelo Mandolfo, denunció en rueda de prensa que la desesperación ha llevado a las personas  a perforar la tubería matriz para sustraer agua lo cual va a representar un problema. Esto demuestra el estado de anarquía en el que está sumido el municipio producto de la crisis, dijo.

El dirigente recordó que el agua que la gente saca de la tubería es cruda procedentes del río Miquija, sin que haya sido tratada por lo que puede generarse problemas de salud.

Mandolfo responsabilizó a  Hidrocentro, al gobernador Francisco Ameliach y a la alcaldía de Puerto Cabello por tal situación.  Recalcó que los precios de los camiones cisternas ya rondan los 15 mil bolívares.

Mandolfo aseguró que la estatal ha cerrado los pozos  que habían sido abiertos, entre ellos el de Parapeto sin ninguna explicación. Expresó que ante este cierre queda abierta la interrogante acerca de dónde proviene el agua con la que llenan las cisternas.

El dirigente le hizo un llamado al Presidente Nicolás Maduro ante la falta de respuesta por parte de Hidrocentro, la alcaldía y la gobernación, para que tome medidas para solventar la crisis. A su juicio existen negocios turbios con la distribución del agua con los camiones cisternas.

Mandolfo propuso nuevamente la creación de una planta desalinizadora para solventar el problema de la escasez de agua en el litoral carabobeño ya que la perforación discriminada de pozos pueden causar daños a la vegetación y al suelo de la zona.

Mientras la escasez de agua en Puerto Cabello aún persiste los habitantes de la región como Carmen Navas deben pasar cientos de vicisitudes para poder abastecerse del líquido cada vez que llega un cisterna al cual debe pagarle una gran suma de dinero. 

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.