16 mayo 2013

Porteños reclaman lugares de esparcimiento familiar

 Carolina Acosta M.
mcacosta@el-carabobeno.com

Los porteños requieren de más lugares de recreación y sobre todo de un cine. El último que existió en la ciudad fue cerrado hace cinco años, estaba ubicado en el Centro Comercial Guaicamacuto, en Cumboto Norte. La administradora del lugar, quien pidió no ser identificada, resaltó que los dueños de sala de proyecciones fílmicas están al día con el condominio. Explicó que en dos ocasiones han pretendido reabrir el espacio pero todo se ha quedado en intenciones. 

Los últimos rumores de tener una sala cinematográfica en Puerto Cabello, fue con la apertura de un hotel conocido en la jurisdicción, pero hasta los momentos no se ha cristalizado el proyecto. 

Para poder ir a una sala de cine, los porteños deben ir hasta Valencia, un viaje corto de duración (entre 30 y 40 minutos) pero riesgoso, tomando en cuenta que los horarios de proyección son al final de tarde y de noche. La Autopista Valencia-Puerto Cabello está sin alumbrado público ni señalizaciones, lo que pone en riesgo permanente a quienes conducen por ella en horario nocturno. 

Los lugareños recuerdan con nostalgia cuando contaban con los amplios espacios de salas como El Tropical, en Rancho Grande, Realto, en la calle Valencia, Metropol, en la calle Plaza, Anuaco, la urbanización La Sorpresa y había un autocine en el estacionamiento del balneario Quizandal. 

El 24 de abril por twitter el alcalde de la ciudad pidió que exigieran el espacio, en un HT #QueremosCineEnPuertoCabello, revolucionando esta red social, por las exigencias de los usuarios. 

 “Así no tenemos que ahorrar mucho para ir al de valencia jaja”, escribió Yordani Da Silva (@DaSilvaY). “Apoyo esa iniciativa la ciudad necesita mas sitios de esparcimiento y distracción del porteño”, añadió el ingeniero Edinson González (@edinson_654), al interminable timeline de comentarios que inundaron la red social. 

Juan J. Silva (@JuanSsopher) fue enfático en su reclamo: “Basta de viajar a Valencia para poder ir al cine, Puerto Cabello tiene derecho a tener su cine”, y Daniela TC (@Danytch) exigió un poco más. “Es necesario, que sea grande por fa. No una o dos salas ridículas”. 

Jóvenes como Naiker Hernández relatan que sus opciones de recreación son: ir a la playa y salir con sus amigos a un sitio nocturno, pero que con gusto se sumaría a los cientos de personas que anhelan contar con un cine para disfrutar de una buena película. 

Anglys Vargas se une a la demanda de una sala cinematográfica, pues considera que toda ciudad moderna cuenta entre sus espacios de recreación con varias salas de cine. 

Espacios públicos como El Malecón ya se hace pequeños para el disfrute de un rato diferente. Los niños solo tienen estas instalaciones para correr bicicletas y patines, a pesar de existir algunos parques en zonas como el Portuario, Vistamar y el casco histórico.   Los habitantes de esta ciudad siguen sin comprender el estricto horario en especial el nocturno, de acceso hacia El Fortín Solano. Consideran que esto le resta atractivo turístico a estas áreas. 

La creación de grandes centros comerciales también es una buena opción de entretenimiento, plantearon algunos entrevistados, los pocos que hay cierran sus puertas a las 6:00 pm. Aunque se intentó desde principios de semana entrevistar a la autoridad municipal, Rafael Lacava, éste se negó a atender al equipo periodístico. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.