COMPARTE

La acidez, también llamada agrura, es un trastorno digestivo que se produce cuando los jugos gástricos retornan hacia el esófago y boca, debido a un debilitamiento del esfínter que se encarga de mantenerlos en el estómago.

Se caracteriza por una incómoda sensación de ardor en la parte baja del pecho, a menudo confundida con los síntomas de un ataque al corazón.

También suele acompañarse con eructos, inflamación abdominal y otras molestias asociadas con la indigestión.

Si bien no es un problema grave y se da de forma esporádica, siempre es conveniente darle un tratamiento para neutralizarlo y evitar complicaciones.

Por fortuna, además de los antiácidos convencionales, hay una amplia variedad de remedios naturales cuyas propiedades aceleran su recuperación.

En esta oportunidad queremos compartir los 5 mejores para que no dudes en prepararlos cuando te aqueje este problema.

¡Toma nota!

  1. Licuado de papaya y semillas de lino

Rico en enzimas digestivas y compuestos antiinflamatorios, este delicioso licuado de papaya es una excelente alternativa para controlar el exceso de acidez en el estómago.

Sus aportes de fibra apoyan el proceso de digestión y, tras neutralizar el pH estomacal, disminuye el paso de los jugos ácidos hacia el esófago.

Ingredientes

3 rodajas de papaya

1 cucharada de semillas de lino (10 g)

1 vaso de agua (200 ml)

1 cucharada de miel de abejas orgánica (25 g)

Preparación

Corta las rodajas de papaya en varios cubos y bátelas en la licuadora con las semillas de lino, el vaso de agua y la miel.

Tras obtener una bebida homogénea, sírvela de inmediato.

Modo de consumo

Ingiere el licuado después de comer platos demasiado copiosos.

Como preventivo, consúmelo antes de las comidas.

  1. Infusión de menta

Las propiedades digestivas de la menta se pueden aprovechar como complemento para reducir las agruras.

Esta ayuda a impulsar la eliminación de los desechos y disminuye la producción excesiva de ácidos.

Ingredientes

1 cucharada de hojas de menta (10 g)

1 taza de agua (250 ml)

1 cucharada de miel (25 g) (opcional)

Preparación

Incorpora las hojas de menta en una taza de agua hirviendo y déjalo reposar durante 20 minutos.

Cuando esté tibia, pásala por un colador y, si gustas, endúlzala con una cucharada de miel.

Modo de consumo

Ingiere una taza de infusión 30 minutos después de comer.

Licuado de aloe vera, pepino y manzana

La combinación de ingredientes de este licuado casero es ideal para neutralizar la producción excesiva de ácidos en el estómago y, a su vez, calmar la irritación causada por estos.

Sus propiedades laxantes estimulan la eliminación de los desechos retenidos en el colon y, de paso, fortalecen la flora bacteriana.

Ingredientes

½ pepino

2 manzanas verdes

3 cucharadas de gel de aloe vera (45 g)

1 vaso de agua (200 ml)

1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

Trocea el pepino y las manzanas y bátelos en la licuadora con el gel de aloe vera y el vaso de agua.

Asegúrate de obtener una bebida sin grumos y, antes de ingerirla, endúlzala con miel.

Modo de consumo

Toma el licuado después de comer platos copiosos o abundantes.

 

  1. Bicarbonato de sodio y limón

El poder alcalino del bicarbonato y el limón ayuda a neutralizar la acción de los ácidos en el sistema digestivo, por lo que calma la irritación y el ardor.

 

Ambos ingredientes ayudan a facilitar las digestiones pesadas y disminuyen el exceso de gases.

 

Ingredientes

1 cucharadita de bicarbonato de sodio (5 g)

El zumo de ½ limón

1 vaso de agua (200 ml)

Preparación

Incorpora el bicarbonato de sodio y el zumo de limón en un vaso de agua.

Mézclalos bien y espera que pase el efecto efervescente.

Modo de consumo

Ingiere la bebida ante la primera señal de acidez estomacal.

El almidón que contiene las patatas, además de su fibra y antioxidantes, resulta ideal para controlar los síntomas de la acidez.

Su ligero efecto alcalino regula el pH del estómago y evita que se debilite el esfínter que impide el paso de los jugos gástricos hacia la parte superior del cuerpo

Agua de patatas

Ingredientes

1 patata

½ taza de agua (125 ml)

Preparación

Ralla la patata y escurre la pulpa para extraer su jugo natural.

Asegúrate de que la patata esté libre de puntos negros o manchas verdes, dado que estas podrían indicar la presencia de sustancias tóxicas.

Luego, combina 2 o 3 cucharadas de su zumo con media taza de agua.

Modo de consumo

Ingiere la bebida a sorbos cuando sientas acidez y ardor.

¿Sientes acidez estomacal con frecuencia? Trátala de forma natural con alguno de los remedios y comprueba por ti misma sus beneficios.

Eso sí, revisa tu dieta, ya que el origen de este problema puede ser el consumo excesivo de alimentos irritantes o la mala combinación de comidas.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.