Se suele asociar a las enfermedades a un origen biológico o genético. Pero, otra tendencia de las ciencias médicas apunta hacia el origen transgeneracional, dada por la familia en el manejo de las emociones, lo cual también agrega la influencia cultural en las afecciones.

Es la nueva tendencia de la medicina, que con sus defensores y detractores, explicó el doctor Gonzalo Medina Aveledo, médico obstetra, jefe de la consulta prenatal del Hospital Angel Larralde, durante una entrevista en el programa Por Tu Salud, que se transmite por El Carabobeño Radio, de lunes a viernes, de 11:30 a 12:30pm.

Según el doctor Medina Aveledo, esta tendencia que denominan “el enfoque sistémico familiar” tiene sus fundamentos científicos muy bien descritos por el sicoterapeuta Berth Hellinger, quien sostiene que el carácter de las personas también proviene de sus antecesores. Y del investigador Rupert Shedrake, creador de la tesis de los campos  morfogenético en la aparición de las enfermedades, la cual refiere que todo ser humano está envuelto en una onda energética, a través de sus pensamientos y actitudes, y que también hereda de sus antecesores y que de alguna manera se manifiestan en patologías. Por ejemplo, si una persona sufre de tiroides, suele pasar que uno de sus padres también sufrió la enfermedad y así generaciones anteriores de estos, pero que quizás se deba a algún episodio familiar de trastornos de ansiedad que algún miembro del árbol genealógico sufrió, sobre todo cuando se trata de mujeres en la etapa de gestación.

Y aunque suene algo “esotérico”, argumentó el médico que estos fundamentos tienen sentido en la manera en cómo el manejo de las emociones puede influenciar en el estado de bienestar, concepto de la salud que maneja la Organización Mundial de la Salud, al cual el doctor Medina Aveledo agrega que se le debe adicionar el factor cultural a la aparición de las patologías.

Detalló que la vida o fortaleza del individuo se inicia desde el vientre materno, por lo que es de lo que sustenta que la vida comienza en el útero, que es la primera escuela del ser humano. Por ello, la importancia de que la madre tenga un buen manejo de las emociones durante esta etapa, porque además del alimento, el manejo de las emociones influirá hasta en la constitución de los órganos de ese ser humano.

El médico también hizo referencia a una investigación desarrollada en el área que maneja en el Hospital Carabobo sobre la capacidad adaptativa de la mujer a las implicaciones del embarazo,  la cual reveló que 67 por ciento muestra una adecuada respuesta sicosocial, mientras que sólo 33 por ciento con déficit sicosocial, pero que el pico de desajuste emocional suele ocurrir en el segundo trimestre del embarazo, cuando tiende a reportarse casos de depresión, ansiedad, insomnio, pero estas dolencias tienen que ver con el dar y el recibir.

Sugirió a quienes desean embarazarse a tomar conciencia de cuando salir embarazada, porque los primeros 280 días que pasa el feto en el útero son cruciales. La diabetes puede derivarse de pensamientos tóxicos durante esta etapa. también pueden hacer que el bebé con ciertas debilidades de órganos, hasta el que desarrolle eventos cardíacos a futuro.

Para una mayor orientación, el doctor Medina Aveledo ofreció sus talleres a través de la consulta de “Armonización Fetal” que se imparte en el Centro de SAlud Scalabrini, Iglesia San Antonio Prebo.

Más detalles de la entrevista completa en nuestra página web www.el-carabobeno.com/salud o por nuestro canal youtube, en el programa Por Tu Salud, conducido por Ana isabel Laguna.-

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.