La huelga de veinticuatro horas convocada por un grupo de pilotos de Ryanair en Irlanda para este jueves provocará la cancelación de “hasta 30” de los 290 vuelos programados para ese día, anunció este martes la aerolínea.

La compañía de bajo coste señaló, en un comunicado, que la huelga solo afectará a “unos pocos” trayectos entre aeropuertos de Irlanda y el Reino Unido, mientras que los vuelos al continente europeo “operarán con normalidad”.

Ryanair indicó que ha comenzado a informar a sus clientes, por correo electrónico o por mensajes de texto al teléfono móvil (celular), sobre sus opciones ante esta protesta.

En caso de que haya cancelaciones o retrasos significativos, la aerolínea está obligada a buscar a los pasajeros una ruta alternativa tan pronto como sea posible, reorganizar la reserva para otra fecha conveniente para el cliente u ofrecer la devolución total del coste del billete, de acuerdo con la legislación vigente.

La Asociación de Pilotos Irlandeses de Aerolíneas (IALPA), afiliada al sindicato Fórsa, decidió ir a la huelga la pasada semana, después de que el 99% de los 95 pilotos a los que representa, todos ellos contratados directamente por Ryanair, votara a favor de la movilización.

La compañía ha calificado el paro de “innecesario”, pues entiende que ha abordado las demandas de los pilotos, y recuerda que la protesta “solo cuenta con el apoyo de 94 de los más de 350 pilotos de Ryanair”.

La mayoría de los pilotos restantes, no obstante, están contratados por la compañía través de agencias o son autónomos.

Los directivos de la aerolínea y los representantes sindicales de los pilotos se reunirán mañana en dependencias de la terminal 1 del aeropuerto de Dublín, si bien los observadores opinan que hay pocas posibilidades de que lleguen a un acuerdo para desconvocar la movilización, como pide Ryanair.

IALPA ha advertido de que solo cancelará la huelga si llega a un acuerdo con la dirección sobre “once demandas clave” que giran en torno al reconocimiento de la antigüedad como criterio de promoción y a la introducción de un sistema transparente que facilite la movilidad de los pilotos entre las bases de Ryanair.

También, consideran que la aerolínea líder en Europa del sector de bajo coste no ha mejorado sus condiciones laborales y salariales desde que anunció el pasado diciembre que, por primera vez en sus 32 años de existencia, reconocería a los sindicatos independientes.

El director ejecutivo de Ryanair, Michael O’Leary, dio ese giro histórico en su política laboral para evitar las huelgas convocadas esas Navidades por pilotos de bases europeas y frenar su marcha a otras compañías, una fuga que le obligó a cancelar en septiembre más de 20.000 vuelos hasta marzo de 2018.

Ante la falta de avances, IALPA cree ahora que O’Leary solo quiere ganar tiempo para superar con éxito la temporada veraniega y no ve “evidencia alguna” que sugiera que esté dispuesto a “participar en una negociación significativa”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.