(Cortesía)

Un día como hoy, 5 de septiembre, hace 23 años (1997), muere en la ciudad que lleva su nombre, la Madre Teresa de Calcuta, tras varios meses padeciendo todo tipo de dolencias.

Llamada Agnes Gonxha Bojaxhiu al nacer, la Madre Teresa pasó a la historia por su empeño en mejorar la situación de pobreza que padecían millones de personas en países de todo el mundo, reseña muyhistoria.es.

Movida por una personalidad caritativa y la impresión que en ella causó la labor de las misiones jesuitas en Yugoslavia, viajó a Irlanda para unirse a las Hermanas de Loretto y tomó sus votos en 1928.

En 1946, tras haber recibido lo que ella llamó “llamada dentro de una llamada”, dejó la vida del convento y se marchó a Calcuta para vivir en contacto con las personas a las que ayudaba.

En 1950 la organización Hermanas de la Caridad que había construido años atrás recibió el estatus de comunidad religiosa y se extendió por todo el mundo, llegando en los años noventa a operar a través de 517 misiones estructuradas como una organización no gubernamental (ONG).

La labor de Teresa de Calcuta y sus Hermanas de la Caridad se veía en colegios, hospitales y hospicios en los que intentaban paliar las malas condiciones de pobreza y hambre a las que gran parte de la población mundial se ven relegadas.

Este trabajo le valió numerosos reconocimientos internacionales entre los que se destacan el Bharat Ratna, el más alto galardón civil de la India; la Ciudadanía Honoraria en Estados Unidos y la Orden del Mérito de Reino Unido.

En 1979 recibió el Premio Nobel de la Paz “al trabajo emprendido en la lucha para superar la pobreza y angustia, lo cual constituye una amenaza para la paz”. Pero, con todo, la religiosa también tuvo sus detractores y recibió críticas entre las que se encontraban las del periodista Christopher Hitchens.

Teresa de Calcuta pasó los últimos años de su vida padeciendo gravísimos dolores y molestias debido a su delicado estado de salud y en 2003, saltándose la norma de esperar cinco años desde el fallecimiento de una persona para comenzar la beatificación, el papa Juan Pablo II adelantó el proceso.

Fue nombrada beata y canonizada en 2016 por Francisco I.

Fuente: muyhistoria.es




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.