Hace más de 6 meses fueron secuestradas 276 estudiantes, 219 siguen retenidas. (Foto AFP)

AFP

El grupo islamista nigeriano Boko Haram tomó la ciudad de Chibok, en el noreste de Nigeria, donde hace más de seis meses fueron secuestradas 276 estudiantes, a pesar de las repetidas promesas del gobierno de mandar refuerzos a la zona.

Poco después del anuncio de la toma de esta ciudad, un atentado suicida atribuido al grupo islamita mató a seis personas en una gasolinera de Kano, la mayor ciudad del norte de Nigeria, según el comisario de policía del estado de Kano, Adenlere Shinaba.

“Chibok fue tomada por Boko Haram. Ahora son ellos quienes tienen el control”, aseguró Enoch Mark, un pastor cristiano cuyas hija y sobrina se encuentran entre las 219 jóvenes que aún siguen retenidas.

Mark y el senador de Borno del Sur, Ali Ndume, dijeron que los radicales habían atacado hacia las 16H00 (15h00 GMT) del jueves. Ndume afirmó que había recibido llamadas de los habitantes que huyeron y que comentaron que la localidad “está ahora bajo su control”.

El secuestro de las estudiantes en Chibok, el pasado 14 de abril en el sur del Estado de Borno, provocó una ola de indignación en el mundo entero. Más de seis meses después, 219 de ellas siguen retenidas, pese a los llamados para su liberación.

Boko Haram, que pretende imponer la sharía (ley islámica), ha llevado a cabo varios ataques contra escuelas que siguen programas occidentales desde 2009.

Deterioro de la seguridad

El presidente nigeriano, Goodluck Jonathan, muy criticado por su falta de reacción tras el secuestro, aseguró en varias ocasiones que liberaría a las estudiantes.

El mandatario y los responsables del ejército habían prometido durante un encuentro con los familiares de las víctimas en julio mandar refuerzos a Chibok para asegurar la zona, pero no cumplieron con su palabra.

Habitantes de Chibok contactados por la AFP llevaban meses alertando sobre el deterioro de las condiciones de seguridad en la ciudad y en sus alrededores. Incluso un responsable de los servicios de seguridad en la región había avisado, el mes pasado, que la caída de la ciudad era inminente.

Según Pogo Bitrus, el jefe de los ancianos de Chibok, los islamistas tenían confidentes en la ciudad, ya que aprovecharon un momento de debilidad para atacar.

“Los miembros de la milicia local, que utilizan fusiles, ya no tenían municiones, así que su jefe viajó ayer a Maiduguri (capital de Borno), para abastecerse en caso de ataque”, y los insurgentes aprovecharon ese momento para lanzar su ofensiva, explicó por teléfono.

Boko Haram conquistó en las últimas semanas más de 20 localidades en los estados de Adamawa, Yobe y Borno, en el noreste de Nigeria.

Combatientes de este grupo, cuya insurrección causó la muerte de 10.000 personas en Nigeria, ya se habían apoderado el jueves de dos localidades en Adamawa.

El pasado lunes, 47 adolescentes murieron en un atentado perpetrado contra su instituto en el norte de Nigeria, por un kamikaze vestido de colegial, una matanza atribuida a Boko Haram, que afirma luchar contra la educación occidental.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.