COMPARTE


En diferentes calles de la ciudad los comerciantes informales siguen instalados. (Foto Cárlos Andrés Pérez)

Dayrí Blanco
De publicación inmediata.

Con esas palabras el presidente Nicolás Maduro anunció el decreto que prohíbe la venta en comercios informales de medicinas y productos de primera necesidad. Pero al día siguiente se convirtió en letra muerta. Buhoneros siguen instalados en las calles de la ciudad ejerciendo esta ilícita actividad.

Harina de maíz, aceite, mayonesa, crema dental, champú, pañales e incluso combos que arman creativamente de diferentes artículos, se exhiben en puestos improvisados. Al parecer no creen en la efectividad de la nueva disposición que formará parte de la Ley de Precios Justos.

Las sanciones van desde decomiso de mercancía y venta inmediata a precio justo, hasta la privativa de libertad, ratificó Maduro. Pero aun así la ilegalidad sigue latente. Usuarios y gerentes de supermercados y otros establecimientos, han denunciado en reiteradas oportunidades la creación de bandas de bachaqueros que se encargan de comprar los productos de la cesta básica para revenderlos, sin que ninguna autoridad castigue esta acción.

Durante el anuncio, Maduro alertó que tiene que acabarse la especulación. Relató lo que los venezolanos viven a diario. “De repente uno va caminando por una esquina y consigue la leche en polvo, o consigue tal cosa”. Es un comercio paralelo que se aprovecha de la necesidad de la población.

En los diferentes puestos de buhoneros se ven personas que preguntan precios. Se quejan, los gestos de sus rostros evidencian inconformidad. Pero el cansancio los vence, muchos son capaces de desembolsillar hasta el doble para poder comprar lo que necesitan.

El mandatario nacional dijo que se trata hasta de 1.000% de sobreprecio en algunos casos. Consumidores han manifestado que en el comercio informal un kilo de harina de maíz cuesta 60 bolívares, el aceite de soya llega a los 100 bolívares, medio kilo de detergente 50 y un paquete de pañales de 22 unidades 350 bolívares.

Todos estos productos con precios regulados están ausentes en los anaqueles de los establecimientos, pero se consiguen fácilmente pero a un alto precio en los buhoneros. Basta caminar por el centro de Valencia para encontrarlos, a la vista de todos.

Ejecutivo implementará plan para regular economía popular

A partir de la próxima semana arrancará el Plan de Abordaje a la Economía Popular, en tres fases, cada una en 15 días, informó el superintendente Nacional de Precios Justos, Andrés Eloy Méndez. En la primera fase los productos priorizados (medicamentos, alimentos, higiene personal, lubricantes) serán vendidos de forma controlada. Aquellos comerciantes que los estén ofertando de manera ilegal firmarán una caución de no reincidencia. “Si con esta primera fase no logramos persuadir a este porcentaje de la economía popular dedicados a esto, entonces pasamos a la segunda fase con la aplicación de la ley”, expresó Méndez en nota publicada por la Agencia Venezolana de Noticias. La segunda fase será la aplicación de la Ley Orgánica de Precios Justos que establece el decomiso de la mercancía y multa. La tercera corresponde a la aplicación de todo el peso de la ley, en la que los ciudadanos que violen la normativa legal de precios justos quedarán a la orden del Ministerio Público. (AMZ)




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.