COMPARTE

Dayrí Blanco

Todos se sorprendieron. No hubo nadie que no sintiera su curiosidad despertar en el salón de reuniones de la comisión permanente de medios de la Asamblea Nacional. Diputados e invitados se alarmaron al escuchar que el Complejo Editorial Alfredo Maneiro (CEAM) adquiere el papel prensa 40% por encima de los precios de distintos mercados internacionales, lo que de inmediato se convirtió en un elemento más para acordar una investigación a la empresa. 

Cada elemento es cuestionable. La manera monopolizadora de venta de bobinas que realiza a los medios impresos del país la compañía que dirige Hugo Cabezas tiene muchas dudas implícitas. Durante la reunión de la Comisión de Medios del miércoles se conoció que Venezuela importa papel de empresas de Miami y Panamá en 875 dólares por tonelada mientras que en Trinidad el precio es 600 y en Cartagena 550

El diputado de Carabobo Ylidio De Abreu pidió de inmediato al resto de los parlamentarios presentes “meterle la lupa” a ese excedente de al menos 325 dólares para que esos recursos no se pierdan como sucedió con los 25 mil dólares de Cadivi. 

El legislador pidió también que se realice una visita en los próximos días al CEAM para verificar inventario real de bobinas y conocer su mecanismo de distribución. “No permitiremos que el suministro se haga con discrecionalidad partidista”. 

En la reunión se acordó el miércoles 24 como la fecha establecida para la comparecencia ante la comisión de Hugo Cabezas, e incluso el diputado Biagio Pilieri propuso convocar además a directivos del Cencoex y Corpovex para investigar a fondo los mecanismos desde la asignación de divisas y la compra de la mercancía.

 Crisis creciente

El Carabobeño no ha podido ser parte de la Cámara de Periódicos Regionales. La solicitud enviada en marzo de 2015 no fue contestada. La presidenta del gremio, Joselyn Ramírez por fin dio una respuesta. “Las mil toneladas mensuales que recibimos de papel son insuficientes para nuestros 113 agremiados. No podemos aceptar a otra empresa”, dijo ante la interrogante de Carolina González, jefa de redacción del Diario del Centro. 

Pero Biagio Pilieri tiene otra opinión. Si ya el CEAM maneja el monopolio de la venta de papel prensa en el país es otro error que traslade la exclusividad de su distribución a los afiliados a una cámara. 

Durante su intervención Ramírez aseguró que el sector está atorado en una crisis creciente. En 10% cayó la asignación de papel durante el último año al pasar de 13 mil 687,12 toneladas en 2014 a 12 mil 291 en 2015. Durante lo que va de 2016 solo se ha recibido 612,17 toneladas, 38,8% menos que el promedio de mil toneladas al mes que entregaba el CEAM aunque lo ideal es el suministro de tres mil. 

Gastón Guisandes, vicepresidente de la Cámara y editor del diario Qué Pasa del estado Zulia, dijo enfáticamente que Hugo Cabezas les ha mentido en reiteradas oportunidades. Lo hizo en mayo, octubre y en enero al prometer regularizar la venta de papel. Aunque todos los afiliados pagaron lo correspondiente a las planchas que necesitaron en mayo de 2015, aún no han llegado por falta de pago a los proveedores. Resaltó que en 200% se han incrementado los costos, “antes pagábamos 500 bolívares por cada plancha que hoy cuesta 15 mil y al menos necesitamos 10 unidades que no son reusables”. 

Diputados expondrán a Hugo Cabezas caso de El Carabobeño

La impresión fue unánime entre los parlamentarios del bloque opositor que integran la comisión de Medios. Frente a ellos la primera página de El Carabobeño les anunciaba que hasta el 17 marzo circularía el rotativo con 82 años de historia en el país. Y su jefa de redacción lo reafirmó: “Ya no hay ajustes de paginación y tiraje que podamos soportar. Solo queda inventario de papel por un mes”. 

Bienvenidos”, dijo Biagio Pilieri al equipo del Diario del Centro. Cuatro años de constantes intentos por entrar a la AN para dar a conocer la crisis terminaron el miércoles con el derecho de palabra concedido. En 30 días se cumple un año del último despacho del CEAM a este periódico. Solo cuatro pedidos llegaron entre noviembre de 2014 y marzo de 2015, cada uno de menos cantidad que el anterior. El primero fue de 150 bobinas de 300 que se solicitaron y el último de 44. “No entendemos por qué si hay papel para algunos diarios pero para nosotros no”. Y la posibilidad de importar como se hacía antes de la desaparición de Cadivi está descartada mientras se mantenga el actual sistema cambiario porque comprar a tasa libre, como recomendó el diputado Earle Herrera, no es viable ni legal. 

El acuerdo entre los legisladores fue contundente. El próximo 24 de febrero, durante la comparecencia de Hugo Cabezas le expondrán a fondo el caso de El Carabobeño. “Desde el oficialismo hablan de inclusión y que no hay sectarismo ni discriminación entonces deben ponerle especial atención a la crisis de este rotativo”, aseguró Carlos Lozano, diputado por Carabobo. 

Negocio mágico

Earle Herrera llegó una hora después de haber iniciado el encuentro pautado para las 8:30 a.m. Sentado en su silla escuchó los planteamientos de cada exponente. Estuvo atento. Pidió su derecho de palabra, le fue concedido y lo aprovechó para dejar clara su posición: Ni con todo el papel disponible ningún medio impreso en el país puede sostenerse. 

Su hipótesis se sustenta en que la crisis económica actual ha provocado que los anuncios publicitarios sean cada vez menos, a eso se le suma que los medios electrónicos han destronado al impreso y ninguno puede mantenerse solo con las ventas que hacen los pregoneros, “pero aún así por una razón mágica se siguen sosteniendo. Eso hay que investigarlo”. Fue un argumento que el presidente de la comisión, Tomás Guanipa, calificó como una aberración. 

Según el diputado del bloque oficialista el CEAM no nació para venderle papel a los periódicos del país sino para editar, imprimir y distribuir gratuitamente textos escolares, “así que si esta empresa retoma su función original tendrán ustedes que ir al libre mercado a buscar su papel”. Su compañera de bancada, Tania Díaz, pidió tratar el tema con seriedad para evitar beneficiar a editoriales que se dedican a la reventa del insumo. 

Agresiones desmedidas

Con estadísticas en mano participó en la reunión Marco Ruiz, secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP), para exponer que en 2014 ocurrieron 350 agresiones contra 250 periodistas en el país, mientras que en 2015 fueron 280 hechos violentos contra 220 personas en el ejercicio de sus labores. Solo en enero de 2016 la cuenta es de 35 agresiones. 

Pidió al Ministerio Público que se investigue cada uno de estos casos y a los diputados de la AN que trabajen en la reforma de la Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión, la Ley Orgánica de Telecomunicaciones y el Código Penal que atentan contra la libertad de expresión. 

De acuerdo a los datos del SNTP la crisis de papel prensa ha ocasionado que 15 periódicos hayan dejado de circular, centenares de periodistas han perdido sus empleos y solo en lo que va de año ya dos medios suspendieron su circulación. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.