COMPARTE


Rousseff consiguió un 41,5 % de los votos. (Foto AFP)

EFE

La segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Brasil, en la que compiten la presidenta Dilma Rousseff y el líder opositor Aécio Neves, concluyó con el cierre de todos los colegios electorales.

La mayor parte de las mesas del país había cerrado a las 17.00 hora de Brasilia (19.00 GMT), pero, por los diferentes husos horarios de este enorme país, algunos colegios finalizaron los comicios hasta tres horas más tarde.

El estado de Acre, situado en la frontera con Bolivia y Perú, fue el último en sellar las urnas a las 20.00 horas de Brasilia (22.00 GMT) y a partir de este momento comenzarán a ser divulgados los primeros resultados oficiales de las elecciones, a las que estaban convocados 142,8 millones de votantes.

Los brasileños también fueron llamados para decidir el nombre de 14 de los 27 gobernadores que no lograron la mayoría necesaria en la primera vuelta de las elecciones del 5 de octubre, entre ellos los de los estado de Río de Janeiro, Río Grande do Sul y Brasilia.

Según el balance consolidado del Tribunal Superior Electoral (TSE), más de 280 personas fueron detenidas, de los cuales 152 sorprendidas cuando realizaban proselitismo dentro de los colegios electorales, 39 cuando distribuían propaganda política, 20 cuando transportaban ilegalmente votantes, 5 por uso de altavoces para hacer campaña y el resto por otros motivos.

El tribunal informó igualmente de que tuvo que sustituir 2.823 urnas electrónicas, el 0,65% % de las 428.894 usadas, por problemas técnicos.

El incidente más grave de las elecciones, consideradas por las autoridades como las más tranquilas de los últimos años, fue el asesinato de un joven de 20 años, identificado como Robson Diego de Moura Soares, que estaba en un colegio electoral en la ciudad de Mossoró, en el estado de Río Grande do Norte (noreste).

Las autoridades aclararon que el homicidio no tuvo motivos electorales y que el joven, que no era votante en ese local, fue asesinado cuando ingresó al colegio electoral para huir de un grupo que lo perseguía en una aparente pelea entre bandas rivales.

Las comicios de este año fueron los más polarizados e impredecible de las últimas décadas en Brasil y llegaron a su fin sin un candidato aún claramente favorito.

Los sondeos divulgados el sábado por Datafolha e Ibope, los dos institutos demoscópicos más prestigioso del país, mostraron que Rousseff supera entre cuatro y seis puntos porcentuales a Neves, aunque señalaron una caída en la intención de voto de la mandataria y una subida del líder opositor en los días previos a los comicios.

A pesar de mostrar a Rousseff por delante, Datafolha pronosticó un “empate técnico” entre ambos candidatos, debido al margen de error de dos puntos porcentuales.

En la primera vuelta del 5 de octubre, Rousseff consiguió un 41,5 % de los votos, frente a un 33,5 % de Neves .




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.