COMPARTE


Bolsa rojas con basura patológica se acumulan en la entrada del IVSS. (Foto Jhoiner Páez)

Litzy Sanz Nava || lsanz@el-carabobeno.com

Las denuncias formuladas, este lunes en la mañana, por pacientes y empleados del Hospital Dr José Molina Sierra en Puerto Cabello, fueron evidenciadas por la montaña de bolsas rojas y grises depositadas en el área que colinda con uno de los estacionamientos del Instituto Venezolano de Seguros Sociales y la entrada al área de emergencia.

La permanencia por más de tres días estos residuos en el lugar causo la preocupación de pacientes y del personal del instituto. La intranquilidad está signada en que la basura común se mezcla con los desechos patológicos e insumos médicos descartados.

La situación es irregular, según las normas ambientales que instruyen sobre la importancia de utilizar las bolsas rojas para depositar desechos hospitalarios como algodones, gazas e inyectadoras usadas, además de los residuos orgánicos de las áreas quirúrgicas. Mientras que en las grises se debe almacenar solo la basura considerada de tipo genérico. El reglamento exige la separación de estos residuos tanto en el almacenaje como su destino final.

El inadecuado manejo de los desechos es un recurrente problema que desde hace 10 años acumula un sinfín de denuncias principalmente en el Hospital Dr. José Molina Sierra de los Seguros Sociales (IVSS) y el Hospital Dr. Adolfo Prince Lara a cargo Insalud Carabobo.

En estas instituciones, los desperdicios no están bien clasificados, lo que impide que el ente encargado de la recolección de basura pueda recogerlos con la debida frecuencia.

José Parada, presidente del Instituto Autónomo Municipal para la Protección del Ambiente (Iamproam) encargado de esta actividad, en declaraciones ofrecidas a El Carabobeño el pasado mes de diciembre de 2014; admitió que la asignación hacia un destino final de este tipo de basura se complica porque las normas que regulan el manejo la clasificación de desechos en centros de salud, prohíben su traslado hacia los rellenos sanitarios.

En espera de un moderno incinerador

A la par de las denuncias camina un plan que está a la espera de la asignación de recursos destinados a la compra de un incinerador de tecnología avanzada que permita la cremación de esos desechos orgánicos.

El presidente del Iamproam aclaró que la inversión para la compra de estos equipos requiere de la intervención del Ejecutivo Nacional. Se trata de equipos muy sofisticados que deben acatar la normativa ambiental sobre la emisión de humo y gases nocivos para la salud.

El funcionario aseguró que inexistencia de incineradores preocupa a todos y de allí que se busquen alternativas confiables. La contratación de empresas privadas es una medida a medias. Parada admitió que la acumulación a cielo abierto de este tipo de basura, obedece en parte al costo de este servicio.

La permanencia en cavas de refrigeración para evitar problemas de salud pública y ambiental es una salida. Pero ninguno de los centros hospitalarios cuenta con estos equipos.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.