COMPARTE

Luego de 72 horas de haber detenido la producción a
consecuencia del ausentismo laboral, la empresa llama a retomar las actividades
y cumplir con el compromiso asumido para garantizar el abastecimiento de azúcar
en el país

Central El Palmar acordó realizar la parada segura de la
fábrica ante la negativa de los trabajadores de asistir a la empresa, luego de
haber recibido en sus teléfonos celulares una serie de mensajes anónimos en los
que abiertamente se amenaza su integridad física si no acatan un llamado a paro
que comenzaría a partir del 5 de agosto, que pretende ejercer presión para que
se libere a 10 trabajadores, sobre los que actualmente se sigue un juicio por
boicot, acusados por la Fiscalía General de la República, reseñá nota de prensa
de la empresa enviada a esta redacción

Desde que se conoció la situación de amedrentamiento de la
que están siendo objeto un porcentaje importante de trabajadores, Central El
Palmar hizo la denuncia ante el CICPC e informó al alto Gobierno y autoridades
del estado Aragua, de los cuales se ha obtenido el apoyo para acelerar las
investigaciones y dar con los responsables del clima de zozobra que se ha
sembrado en la planta y que mantiene intranquilos a los trabajadores y sus
familias.

En este contexto, Germán Sánchez, director del central,
invitó a todos los trabajadores a reincorporarse a sus labores habituales y de
esta manera retomar la producción, la cual ha disminuido cerca de 1800
toneladas por la paralización de las actividades. “Es preciso restablecer la
continuidad operativa en este periodo de refino y volver a llevar a la planta a
su máxima capacidad de procesamiento y envasado para cumplir los compromisos
que mantenemos con el abastecimiento de azúcar en el país. La mayoría de nuestros
trabajadores rechaza esta situación de amenazas y paralización”. Así mismo
indicó, que gracias a las gestiones realizadas ante el Ejecutivo nacional, han
reforzado la seguridad y los protocolos de acceso a la planta, de manera de
atender las inquietudes que le han manifestado los trabajadores sobre el
resguardo de sus vidas.

LAS AMENAZAS NO SON NUEVAS

Sánchez refiere que estas amenazas a los trabajadores no son
nuevas. “Desde hace DOS años no contamos con una representación sindical con la
que podamos concluir la negociación de la convención colectiva, interrumpida
por el lamentable asesinato de un líder sindical; desde entonces, los intentos
de organización por parte de los trabajadores para constituirse como sindicato
no han prosperado debido a las presuntas amenazas que han recibido de insistir
en dicha iniciativa”.

Fieles a los valores que han caracterizado al Central El
Palmar desde su fundación hace casi 60 años, la empresa decidió no afectar al
trabajador, por lo que desde 2013 ha otorgado cinco aumentos extracontractuales
y ha revisado todos los beneficios socioeconómicos dirigidos a mejorar la
calidad de vida del colaborador amparado y su familia. “Con mucho orgullo
podemos afirmar que contamos con el mejor tabulador salarial de la industria azucarera
nacional, lo que nos mantiene en una posición de competitividad en esta
materia”, dijo para finalizar Germán Sánchez.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.