COMPARTE


Cada grupo de víctimas estará integrado por doce personas como máximo. (Foto Archivo)

EFE

El Gobierno de Colombia y las FARC han acordado los mecanismos para la participación directa de las víctimas del conflicto en los diálogos de La Habana y anunciaron este jueves que el primer grupo de afectados será recibido en la mesa de conversaciones el 16 de agosto.

“La primera visita de las víctimas se llevará a cabo el 16 de agosto”, señalaron las delegaciones de paz de gobierno y guerrilla en un comunicado conjunto divulgado este jueves al finalizar las reuniones preparatorias que han mantenido esta semana en Cuba.

Las partes anunciaron también que el próximo ciclo de negociaciones, en el que iniciarán la discusión sobre las víctimas, se iniciará unos días antes, el 12 de agosto.

Los delegados del presidente Juan Manuel Santos y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) han decidido invitar a La Habana a una delegación de víctimas por cada ronda negociadora sobre ese tema, al menos durante cinco ciclos.

La organización y selección de las delegaciones de afectados correrá a cargo de la Organización de Naciones Unidas en Colombia y del Centro del Pensamiento y Seguimiento de la Universidad Nacional del país sudamericano “en consulta con diferentes asociaciones de víctimas del conflicto”.

No obstante, la mesa de conversaciones “revisará el funcionamiento del mecanismo de selección en cada una de las visitas y hará las recomendaciones que sean necesarias”.

Las partes negociadoras también han invitado a la Conferencia Episcopal colombiana a acompañar ese proceso. La selección de las víctimas que acudirán a la mesa de La Habana se realizará bajo los criterios de “equilibrio”, “pluralismo” y “sindéresis”.

“Las delegaciones deben reflejar todo el universo de violaciones a los derechos humanos e infracciones al DIH (Derecho Internacional Humanitario) que se hayan presentado a lo largo del conflicto interno, teniendo en cuenta los diferentes sectores sociales y poblaciones, y el enfoque regional”, indican los negociadores en su comunicado.

Los miembros de esos grupos de afectados que acudirán a la mesa de diálogo deberán además “ser víctimas directas del conflicto y participarán en esa condición y no en representación de otros”, aunque eso “no excluye los casos de victimización colectiva”.

Gobierno y guerrilla garantizan que las delegaciones de víctimas “tendrán plena autonomía para exponer sus puntos de vista” en la Mesa de Conversaciones de La Habana y recuerdan que su participación directa “se enmarca en el objetivo de la terminación del conflicto y la reconciliación”.

Además de estos aspectos, los negociadores colombianos han acordado también poner en marcha una Comisión Histórica sobre el conflicto y se reunirán el 25 de julio para continuar con la preparación de ese instrumento.

La sensible cuestión de las víctimas del longevo conflicto colombiano será el cuarto tema que el gobierno y la guerrilla debatirán tras haber alcanzado ya tres acuerdos parciales sobre los primeros puntos de su agenda de diálogo: cuestión agraria, participación política y narcotráfico.

Según datos del Centro de Memoria Histórica de Colombia, el conflicto ha provocado en su medio siglo de vigencia 220.000 muertos, unos 25.000 desaparecidos, 5,7 millones de desplazados y 27.000 secuestrados, además de unas 2.000 masacres.

El actual proceso de diálogo que intenta la paz en Colombia se inició en noviembre de 2012, con La Habana como sede permanente de esas conversaciones. Cuba y Noruega actúan como países garantes de ese proceso de negociación y Venezuela y Chile como gobiernos acompañantes.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.