Piqué estará presionado por mostrar que merece mantener la titularidad. (Foto Archivo)

AP

Para Gerard Piqué, el partido aparentemente de rutina que sostendrán el próximo sábado España y Bielorrusia, duelo clasificatorio para la Eurocopa de 2016, tiene una relevancia adicional.

El defensa de 27 años, otrora pieza indiscutible tanto del Barcelona como de la selección española, aparentemente ha perdido popularidad frente al técnico del Barça, Luis Enrique.

Sin embargo, el timonel de la selección española, Vicente del Bosque, lo ha convocado para el encuentro en Huelva y para el amistoso de la siguiente semana frente al actual campeón mundial, Alemania.

Luego de no ver acción con el Barcelona durante tres partidos consecutivos, Piqué estará presionado por mostrar que merece mantener la titularidad en la selección y otra oportunidad para recuperar su lugar en el cuadro de Luis Enrique.

“No le veo culpable de todo, está encantado por venir y defiende a España como cualquier otro”, dijo Del Bosque a la estación de radio Onda Cero. “No podemos mezclar el club con la selección, y llegará su momento si lo merece”.

Del Bosque había dicho antes que Piqué “participa del proyecto de la selección española” para rearmar y rejuvenecer a España después de su decepcionante actuación en el Mundial Brasil 2014 y del retiro de tres pilares de la selección: Xavi Hernández, David Villa y Xabi Alonso.

“Piqué ha demostrado aquí y en su club, y está deseando venir a la selección española”, señaló Del Bosque. “Eso de que no está jugando. Jugó contra el (Real) Madrid. Está en activo, está entrenando, le tenemos en buena estima y contamos con él, sí”.

En el torneo clasificatorio para la Eurocopa, España se encuentra en el segundo lugar del Grupo C, tres puntos detrás del líder, Eslovaquia.

Popular entre los medios desde que empezó su relación con la famosa estrella colombiana Shakira, Piqué reconoció el verano pasado que su nivel de juego había caído durante las últimas temporadas.

“Ya fui el mejor y ahora tengo que volver a serlo”, comentó Piqué en julio. “Es un reto y sé que Luis Enrique me puede ayudar. Estoy convencido de que puedo hacerlo. La llegada de Luis Enrique será un impulso positivo. Me siento muy cómodo con él”.

Sin embargo, ha sido lo opuesto luego de los primeros tres meses bajo el mando de su nuevo técnico.

Luis Enrique ha negado que haya perdido la confianza en Piqué, y agregó que no está castigando al defensa por presuntamente haber usado su teléfono desde la banca hace poco. “(Piqué) está haciendo todo lo que puede hacer un jugador de fútbol para ser titular”, aseguró Luis Enrique.

Pero Luis Enrique, ex jugador del Barcelona, parecía estar enviando un mensaje cuando pidió a Piqué que calentara durante el triunfo del Barcelona en Almería justo antes de que realizara la tercera y última sustitución del encuentro.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.