COMPARTE


Polar alerta como primera traba la regulación del precio de esta harina. (Foto Archivo/El Carabobeño)

Marcos Castillo || mcastillo@el-carabobeno.com

La mayor empresa de alimentos de Venezuela, Alimentos Polar, advirtió este martes en un comunicado que la producción de su tradicional harina precocida de maíz P.A.N se hará “insostenible” en el futuro inmediato si no se revisa a la brevedad posible una serie de factores que afectarían su distribución.

Polar alerta como primera traba la regulación del precio que causa que actualmente la empresa produzca a pérdida. “La falta de revisión del precio ha generado un rezago que impide cubrir los costos, por lo que la producción de este rubro arroja pérdidas”, se lee en el texto enviado a los medios de comunicación.

“El precio regulado de un kilo de harina precocida de maíz es de 7,41 bolívares. Este precio fue fijado hace casi un año, en agosto de 2013. Desde entonces, los costos de producción, incluyendo fletes, insumos, equipos, repuestos y compromisos laborales, han aumentado significativamente. La inflación acumulada de los últimos 12 meses alcanza 60,9%”, detalla Polar.

Justifican que al precio actual “es imposible cubrir los costos de producción y obtener, tal como consagra la Ley Orgánica de Precios Justos, un margen de ganancia razonable. Bajo estas condiciones, la producción es inviable”.

El segundo factor que está afectando la producción es la insuficiente cosecha nacional de maíz blanco. Polar estima que este año la oferta será menor a la del año anterior debido al clima y además por la regulación del precio al productor, que incentiva la sustitución del cultivo de maíz por el de otros cereales.

“El Gobierno deberá importar la materia prima necesaria. Esta situación, que pone en riesgo nuestra capacidad de satisfacer la creciente demanda de harina por parte de los venezolanos, se agrava por los problemas que afectan a los productores nacionales de maíz, quienes están igualmente afectados por escasez y aumentos de precios de los insumos”, añade el comunicado.

Por último, mencionan que no todas las empresas trabajan a máxima capacidad. “Alimentos Polar mantiene firme su compromiso de producir a la máxima capacidad que permita la materia prima disponible. Sin embargo, nuestras instalaciones representan solo 48% de la capacidad instalada del país, por lo que no podemos atender la totalidad de la demanda del mercado”.

Posible solución

Polar propone al Gobierno Nacional como primera medida una revisión “urgente” del precio impuesto a la harina, a fin de que las empresas “puedan cubrir los costos de producción y obtener la ganancia razonable a la que tienen derecho, de acuerdo con lo consagrado en la Ley Orgánica de Precios Justos”.

También recomienda que los productores agrícolas tengan acceso a los insumos necesarios para su actividad y recibir un precio por cosecha que incentive la producción de maíz blanco. “Las empresas productoras en manos del Estado deben tomar sus propios correctivos, para que el país cuente efectivamente con los beneficios de estas capacidades productivas”.

Sobre este particular, Alimentos Polar reiteró su propuesta presentada el año pasado de adquirir o alquilar la instalaciones en manos del Estado para ponerlas a producir al máximo de su capacidad.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.