COMPARTE


Santos defendió la salida negociada al conflicto. (Foto )

EFE

El abismo que separa a los dos candidatos a la Presidencia de Colombia en sus posiciones sobre el proceso de paz con las FARC, que ha estado en el centro de la campaña electoral, se puso de manifiesto este viernes en un debate televisado de cara a la segunda vuelta, el 15 de junio.

El presidente Juan Manuel Santos, candidato a la reelección por la coalición Unidad Nacional, y Óscar Iván Zuluaga, del movimiento uribista Centro Democrático, discutieron la noche del jueves cara a cara sus planteamientos en un debate de 90 minutos emitido por el Canal Caracol a diez días de la segunda vuelta.

Santos defendió la salida negociada al conflicto que desde hace medio siglo desangra al país y lo hizo con una propuesta de cambio de cultura y de mentalidad de los colombianos en la que “el miedo y la guerra” sean reemplazados por “la esperanza y la paz”.

“Por eso dimos ese paso, a sabiendas de que la paz es mucho más difícil de hacer que la guerra”, manifestó el mandatario sobre los diálogos que su Gobierno lleva a cabo en Cuba desde noviembre de 2012 con las FARC que, según dijo, se están haciendo “con mucho cuidado, con método, con rigor”.

Santos destacó que durante sus casi cuatro años de Gobierno el país ha progresado más en el tema de la paz “que lo avanzado en 45 años” y aseguró que de concretarse un acuerdo de fin del conflicto con la guerrilla se abrirá “el potencial enorme que tiene este país”.

Zuluaga se mantuvo en su posición de que si llega a la Presidencia, las FARC deben dar muestras reales de su voluntad de paz para poder seguir negociando e insistió en que deben dejar de reclutar niños, de sembrar minas antipersona, de asesinar a policías y militares y de atentar contra la infraestructura del país.

“¿Eso es mucho pedir?”, preguntó el candidato del Centro Democrático, quien dijo creer “en la paz negociada” pero con “un mínimo de condiciones humanitarias”, a diferencia de lo que, aseguró, ha hecho el actual Gobierno al negociar “una paz sin condiciones”.

En su turno de réplica, Santos dijo percibir que Zuluaga “poco sabe del tema de la paz” pues lo ha estado “atacando sin misericordia” por “negociar con nuestros enemigos”.

Zuluaga es apoyado por el expresidente colombiano y senador electo Álvaro Uribe (2002-2010), opositor al Gobierno de Santos y duro crítico del proceso de paz

“Él no quiere la paz”, dijo Santos sobre Zuluaga y citó una reciente entrevista de su rival en la que manifestó que no considera que en Colombia haya conflicto armado interno y que lo que existe es “un ataque terrorista” y señaló que con ese argumento también niega la existencia de víctimas de la guerra.

Santos ahondó en que “si uno no reconoce el conflicto no puede negociar la paz” y “si no reconoce las víctimas no puede haber una negociación”.

Los dos aspirantes, que según una encuesta de la firma Gallup divulgada el jueves están técnicamente empatados en la intención de voto para la segunda vuelta, con el 48,5 % para Zuluaga y el 47,7 % para Santos, debatieron también sobre seguridad ciudadana, impuestos, justicia, relaciones internacionales, pobreza, economía y salud.

Otra encuesta del jueves, de la firma Datexco, mostró a Santos adelante en las preferencias del electorado con el 41,9 % y una ventaja de 4,2 puntos sobre Zuluaga (37,7 %).

“Hemos bajado la pobreza y la pobreza extrema como nunca antes y tenemos que ir mucho mas allá porque las desigualdades siguen siendo aberrantes”, señaló Santos al defender su gestión en el área social, al tiempo que acusó a Zuluaga de haber suprimido el pago de horas extras a los trabajadores en una reforma laboral que se hizo cuando fue ministro de Hacienda del Gobierno de Uribe.

Zuluaga atacó a Santos en el tema de seguridad ciudadana, en el que aseguró que “se ha retrocedido enormemente” y dijo que es “necesario recuperar el liderazgo del presidente de la República”.

Otra discusión interesante de la noche se dio en el punto de relaciones internacionales, en el que Zuluaga volvió a criticar al Gobierno de Venezuela con la promesa de no guardar silencio ante las “violaciones de los principios democráticos” al tiempo que aseguró que enfrentará “los dos grandes enemigos de la democracia: el terrorismo y el narcotráfico”.

Santos consideró equivocados planteamientos de su rival al asegurar que “volver a la agenda del narcotráfico y el terrorismo en nuestras relaciones internacionales es volver al pasado”.

El presidente-candidato aprovechó para recomendar a Zuluaga que la política exterior debe basarse en “buenas relaciones con nuestros vecinos y con el mundo entero, no en un enfrentamiento permanente” a pesar de que haya diferencias, y que la prudencia debe ser el norte en los vínculos con los demás países.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.