COMPARTE


“El ejército paquistaní ataca las zonas tribales porque ha comprendido que el momento es oportuno” (Foto AFP)

AFP

La comunidad internacional debe reforzar la cooperación para poder hacer frente a las ofensivas yihadistas en Irak, África o en la zona paquistano-afgana, estiman dirigentes y analistas.

La ofensiva lanzada contra grandes ciudades iraquíes por los combatientes del Estado Islámico en Irak y en el Levante (EIIL), el atentado cometido en el museo judío de Bruselas por un francés que acababa de volver de Siria, o el secuestro en Nigeria de más de 200 niñas por el grupo islamista Boko Haram demuestran la necesidad de ese refuerzo, agregan.

En Pakistán, el ejército lanzó una ofensiva contra la zona tribal de Waziristán del Norte y contra los santuarios de los talibanes; en Yemen, las autoridades afirman que mataron desde fines de abril 500 yihadistas ligados a Al Qaida.

Entre tanto, en Europa occidental se multiplican las detenciones de jóvenes que regresan después de haber partido a combatir a Siria, y los desmantelamientos de redes destinadas a reclutar jóvenes para enviarlos a ese país.

“No creo que se pueda hablar hasta ahora de coordinación ni de una vasta ofensiva antiyihadista internacional”, estima en declaraciones a la AFP Alain Chouet, exjefe de un servicio de inteligencia francés.

“Lo que es seguro es que, por ejemplo, el ejército paquistaní ataca las zonas tribales porque ha comprendido que el momento es oportuno. Ante lo que ocurre en Irak, en Nigeria y en otros países, ha llegado la hora de ir a aplastar a los islamistas sin que haya demasiadas reacciones”, añade.

En un discurso pronunciado a fines de mayo ante la promoción egresada de la academia militar de West Point, el presidente Barack Obama anunció la creación de un fondo de 5.000 millones de dólares para financiar la lucha contra el terrorismo, citando en particular el entrenamiento del ejército yemenita, la fuerza multinacional en Somalia, la formación de fuerzas de seguridad en Libia y las operaciones militares francesas en Malí.

“La necesidad de una nueva estrategia responde al hecho de que la principal amenaza no procede ya de una dirección centralizada de Al Qaida”, sino de “movimientos afiliados a ella o de extremistas con objetivos locales”, dijo Obama.

Arsenal jurídico

En efecto, todos los expertos consideran que el egipcio Ayman Al Zawahiri, que sucedió a Osama bin Laden al frente de la organización, sólo tiene una suerte de ascendente moral sobre el movimiento yihadista internacional, y que su liderazgo es cada vez más cuestionado por la generación más joven, que considera mucho más eficaz como dirigente a Abú Bakr al Baghdadi, jefe del EIIL que rehúsa la obediencia a Al Zawahiri.

Siria se ha convertido en el nuevo centro de la yihad internacional porque los yihadistas, aguerridos por años de lucha o aprendices procedentes del mundo entero. Desde allí, los voluntarios internacionales han reforzado las filas del EIIL en Irak, en tanto otros, gracias a sus pasaportes occidentales, vuelven a sus países después de haber sido adoctrinados y entrenados.

“Campamentos de Al Qaida en Irak y en Siria son utilizados para dotar a sus miembros de capacidades utilizable en esos frentes y en otros”, y “nos preocupa el hecho de que se sirvan de Siria como de una rampa de lanzamiento”, afirmó recientemente el director de la CIA, John Brennan.

Jean-Pierre Filiu, profesor de estudios sobre Oriente Medio en la escuela de Ciencias Políticas de París, sostiene que es en Siria donde tendría que realizarse una intervención internacional.

“Una intervención planteada o no en nombre de la prevención de crímenes contra la humanidad perpetrados pro el régimen de Asad en Siria cederá el lugar a una intervención para evitarle a la región y al mundo una catástrofe de tipo 11 de septiembre”, afirma.

“El EILL ha pasado a ser la principal amenaza para la seguridad en Oriente Medio, y se necesitará una respuesta internacional a la altura de ese reto”, agrega Filiu en declaraciones a la AFP.

Por su parte, Alain Chouet advierte que habrá “un montón de jóvenes europeos que vuelven de Siria” con “el aura de yihadistas y una necesidad de venganza y de afirmación”.

Yihadistas que volvían de Siria fueron detenidos y filiales de enrolamiento fueron desmanteladas en Francia, en España, en Alemania. En todos los países occidentales, los servicios de seguridad se movilizan.

“Pero después vuelve el problema de la vigilancia” de esos jóvenes”, “no tenemos ni los medios humanos ni el arsenal jurídico necesario” para ello, añade Alain Chouet.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.