COMPARTE

Litzy Sans Nava | lsanz@el-carabobeno.com 

Una cadena de hurtos ocurridos los últimos meses en varios sectores residenciales del municipio Puerto Cabello, mantiene en un ambiente de zozobra a los vecinos que los habitan.

De mañana, tarde o  noche, someten a sus víctimas dentro y fuera de sus casas. Así lo manifestaron a través de redes sociales habitantes de zonas como Rancho Grande y la urbanización Tejería.

Una de las habitantes de la referida zona advirtió que en lo que va de este año 2015, han sucedido una serie de atracos a residencias, en las cuales coincidencialmente, no se han encontrado rastros de violaciones a cerraduras.

Hasta ahora no han podido detectar que artimaña usan los ladrones. Y pese a que  los afectados han puesto un sinfín de denuncias con detalles  ante las autoridades policiales, las respectivas labores de investigaciones no arrojan resultados.

Las Escuelas y Liceos también son azotadas por bandas de atracadores en moto, vehículo o a pie. Los dos últimos atracos ocurrieron este martes en plena vía.

Según una de las habitantes de Tejería que también fue víctima de robo, meses atrás, se metieron en su casa, y se llevaron hasta unos morrocoyos que tenían en el patio.

Ante este hecho, aumentó un metro más el cercado, que medía, 2,40 y sin embargo, la hazaña de los delincuentes, se repitió. Tuve que poner vidrios a la pared, colocar rejas en la parte trasera, cambiar las guardas de seguridad y poner candado por todas partes, dijo la mujer, que por seguridad no reveló su identidad.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.