Foto: Youtube

Cuándo Alí Castillo fue seleccionado como la sustitución de Navegantes del Magallanes para la semifinal ante Cardenales de Lara, la sensación en el ambiente fue de sorpresa. Todo hacía presagiar que la rotación abridora sería el aspecto a reforzar después de las declaraciones del manager Omar Malavé tras el último out en el juego comodín, sin embargo, la falta de profundidad en la banca pesó más.

Para ese encuentro definitorio frente a Tigres de Aragua en el estadio José Bernardo Pérez de Valencia, el conjunto turco solo contaba con el receptor Juan Apodaca y el infielder Yolberth Gideon en la reserva al tope de sus condiciones físicas, mientras que Andrés Eloy Blanco esperaba una situación solo de “extrema emergencia”, según admitió Malavé ,para tomar un turno en plena recuperación de una fractura en el costado izquierdo del torso.

Castillo ingresó por el relevista Mark Serrano al roster eléctrico y, aunque no pudo estar en el lineup desde la voz de “play ball” para el primero de la serie ante los pájaros rojos en Barquisimeto porque llegó tarde al estadio Antonio Herrera Gutiérrez, entró como bateador emergente por el lesionado Jesús Valdez en la sexta entrada y consumió dos turnos sin suerte.

Vine con  la mente puesta en ayudar al Magallanes en todo lo que pueda. Cardenales tiene muy bien equipo y con  ellos hay que jugar la pelota pequeña, mantener los juegos cerrados. Esta es una  organización con mucha historia en Venezuela y cualquier cosa puede pasar” declaró el zuliano  en sus primeras declaraciones para el departamento de prensa naútico tras la derrota 6-1 en la ciudad crepuscular.

El camarero tomado desde las Águilas del Zulia, justamente la divisa eliminada en primera ronda de playoffs por los larenses en cinco juegos, dejó un promedio al bate de .250 producto de cinco incogibles en 20 turnos en el emparejamiento. Sin embargo, la gerencia filibustera apostó a la actuación en la etapa regular donde dejó un astronómico promedio de .408 con 51 imparables en 30 cotejos, además de su prestancia a la defensiva, donde es una garantía por su polivalencia.

“Es un pelotero muy versátil, que juega varias posiciones. En verdad que nuestro pitcheo abridor se está ajustando, allí era donde teníamos que hacer este ajuste” comentó el timonel Malavé al portal Sports Venezuela para justificar la escogencia del pelotero de 28 años.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.