La Asamblea Nacional de Venezuela denunció hoy que el Gobierno de Nicolás Maduro causó millonarias pérdidas al país con la importación a sobrecoste de los alimentos que son repartidos a familias pobres, en un programa de comida subsidiada conocido como CLAP.

El presidente de la comisión de contraloría de la AN, Freddy Superlano, dijo a Efe tras presentar un informe que solo entre los años 2016 y 2017 Venezuela sufrió un daño patrimonial cercano a los 5.000 millones de dólares, causado por los enormes márgenes de ganancia de las empresas ligadas a los Comités Locales de Abastecimiento y Producción.

“En una crisis como la que vive el país (…) es mucho lo que pudo haberse hecho con esta misma cantidad de dinero, cuánto se pudo haber invertido en el campo venezolano para generar producción”, dijo Superlano.

Según el legislador, Maduro y su esposa Cilia Flores “controlan” el negocio de la importación de alimentos destinados a los Clap al imponer a las empresas negociaciones con una compañía llamada Group Grand Limited (GGL) “vinculada” -aseguró- al jefe de Estado venezolano.

Añadió que el Parlamento ha “responsabilizado directamente al propio Nicolás Maduro” por el millonario daño a la nación, en el que también involucró a los empresarios Naim Saab, Santiago Uzcátegui Pinto y Carlos Lizcano, todos directivos de GGL.

Superlano usó como ejemplo la compra en México de leche en polvo, cuyo costo para importadores ronda los 0.90 dólares por kilo.

“Pero estos empresarios de los Clap la venden al país entre 5 y 7 dólares (por kilo)”, explicó.

El programa Clap entrega una caja de comida con productos como arroz, harina de maíz, atún, leche y granos a más de 6 millones de familias del país, según el Gobierno venezolano.

El precio de esta caja es tan bajo que apenas un dólar basta para adquirir unas 244.

Efe ha podido constatar que estas cajas, que suelen contener entre 12 y 15 kilos de alimentos, y que en algunos casos se entregan una vez por mes, no incluyen alimentos procesados en Venezuela.

Superlano lamentó, además, el “escaso valor nutritivo” de algunos de estos productos, como la leche, cuyo aporte es entre 18 y 42 veces inferior al que ofrecen empresas fuera del sistema Clap.

“Incluso, por el altísimo contenido en sodio y carbohidratos contentivos en estos productos, se consideran altamente perjudiciales para la salud de personas hipertensas y diabéticas, además de que fomentan la desnutrición infantil”, señala el informe que presentó hoy el Parlamento.

Venezuela padece una severa crisis económica que se expresa en hiperinflación y desabastecimiento, lo que llevó a Maduro a dictar un paquete de medidas con las que aspira sacar al país del estancamiento pese a que los economistas advierten que no se han tomado las acciones necesarias para que se produzca este cambio.

Maduro también ha dicho que aspira que el programa Clap llegue a más hogares y se reparta cada dos semanas, aunque en el país suelen desarrollarse protestas de comunidades que denuncian retrasos de hasta 60 días en la entrega de estos alimento.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.