Braulio Salazar

Braulio Salazar fue uno de los pedagogos más importantes del arte venezolano en el siglo XX, expresó Alecia Franco de Ortega, oradora de orden en el acto organizado por celebrar el centenario del nacimiento del ilustre artista valenciano.

Con este mismo propósito, una muestra de 63 obras se estará exponiendo en el Hotel Hesperia de Valencia hasta el 15 de diciembre, para recordar al artista que, además, es considerado un maestro por su indudable trayectoria.

Salazar nació el 23 de diciembre de 1917. A pesar que no tenía apoyo institucional, logró convertirse en creador gracias al autoaprendizaje y la inspiración que le otorgaban Arturo Michelena y Herrera Toro. De allí surgió otro gran artistita para la ciudad, señaló la periodista Alecia Franco durante el discurso de orden del acto en el que le fue otorgada la condecoración Atanasio Girardot Post-morten por parte del alcalde de Naguanagua Alejandro Feo La Cruz, que recibió su hija Rosa Matilde Salazar de Villanueva.

 

En su narración, la periodista recordó como con el pasar de los años, Salazar se posicionó como uno de los pedagogos más importantes del arte venezolano hasta que decide adentrarse a otras fronteras como México, Estados Unidos y parte de Europa, para traer consigo más conocimientos y una nueva expresión del arte que reflejaba la belleza de la mujer.

Braulio Salazar fue reconocido con diversos honores, rememoró la oradora. “La Galería de la Universidad de Carabobo, un Premio del Salón Michelena y el antiguo Museo del Parque Metropolitano llevan su nombre, aunque este último le fue cambiado, como ha sucedido con frecuencia en estos últimos años”.

Alecia Franco exaltó en el artista el hecho de que, pesar de tener esa gran creatividad, fama y don que Papá Dios le dio, a pesar de los estudios realizados en México, Estados Unidos y Europa, siempre demostró
ser un hombre en el que el ego no estaba presente en su vida y por eso supo dar a sus alumnos todo lo que sabía, desde la Escuela de Artes Plásticas Arturo Michelena, hasta en las grandes exposiciones que hizo a través de su vida.

Por iniciativa de su hijo Leonardo Salazar, con el apoyo de la comisión de Cultura del hotel, se abrió la exposición con obras de este gran artista, caracterizado por su humildad y sencillez.

Fiorella Pinto




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.