Decenas de viajeros quedaron varados tras el cierre abrupto del Big Low
Decenas de viajeros quedaron varados tras el cierre abrupto del Big Low / Foto: Francisco J. Figuera

Un viacrucis experimentan quienes por la intempestiva medida de cierre del terminal terrestre de Valencia, el Big Low Center, han tenido que detener su tránsito hacia otros destinos, especialmente del oriente del país, ya que no cuentan con familiares en la ciudad que puedan darles cobijo mientras dure la contingencia.

Muchos de ellos tampoco tienen suficientes recursos para hospedarse en hoteles o para un plan “B” que les permita resolver la situación que afrontan hoy.

Decenas de viajeros quedaron varados tras el cierre abrupto del Big Low
/ Foto: Francisco J. Figuera

Yamilé Garnica viene desde San Cristóbal y debe proseguir su ruta hacia Puerto La Cruz, estado Anzoátegui, donde vive actualmente. Carga con tres niños pequeños.

Desalojaron la unidad

Ella comentó que, de hecho, cuando llegaron había una buseta cargando pasajeros hacia donde debe viajar pero de pronto llegó la Policía y desalojó la unidad: “Sacaron a todo el mundo, sin preguntar a dónde vas o si tienes una emergencia o si llevas niños pequeños. Qué vamos a hacer. No tengo familia acá”.

Decenas de viajeros quedaron varados tras el cierre abrupto del Big Low
/ Foto: Francisco J. Figuera

Los pasajeros varados hablaron con las autoridades policiales a cargo del operativo de desalojo y cierre del Big Low, pero no les dieron respuesta, lamentó Garnica.

El Gobierno debe solucionar

María Carrasco viaja con su hijo adolescente. Vino a la capital carabobeña por cuestiones de trabajo hace un mes desde Puerto Ordaz. Ya le correspondía regresar a esa ciudad, para lo cual compró pasaje y tenía todo dispuesto. “Pero llegamos al terminal y nos dijeron que está todo cerrado, que no podremos viajar. Ni siquiera proponen una alternativa. Al menos queremos que el Gobierno nacional, el regional, el local, nos habilite una unidad que nos pueda llevar. Queremos acatar la cuarentena, pero que al menos nos dejen llegar a nuestras casas”.

“Ni siquiera están dejando cargar autobuses afuera. No tenemos cómo hacer”, se quejó la mujer que aún esperaba una solución.

Desde Colombia y sin poder llegar a destino

Deylimar Castellanos, viene desde Cali, Colombia. Salió hace tres días con destino a San Félix, estado Bolívar. “Cuando estábamos a punto de partir, un funcionario se montó en el autobús y mandó a todos a bajar, sin importar que tuviéramos niños, que nos falte comida, que tenemos sólo el pasaje justo”.

Decenas de viajeros quedaron varados tras el cierre abrupto del Big Low
/ Foto: Cortesía

Viaja con su esposo y una bebé de tres años y están pasando penurias desde las 7:00 am. No sabe si podrá partir hoy ni cómo hará en caso de no hacerlo. “No nos dejan alternativa. Le preguntamos a un funcionario y nos contestó que qué podía hacer él. Sólo eso nos dijo”.

Desde Bogotá viene Natalia Villarroel con su esposo y una niña pequeña, no mayor de cinco años. Están viajando desde hace dos días. A los tres los mandaron a bajar del autobús que los llevaría a Ciudad Guayana. “Hablé con un señor que parece que es de los que manda aquí y lo que hizo fue ignorarnos. No nos dijo que solución nos podían dar. Y es difícil dormir en la calle y más con niños pequeños. En otros países cuando se arma una contingencia lo avisan con tiempo, establecen parámetros y dan alternativas para que la gente resuelva. Acá no pasó nada de eso. Parece una improvisación”.

“En otros países no tratan así a su gente”

Evelin Vidal viaja sola desde San Cristóbal y se dirige a Ciudad Bolívar. El asunto le cayó de sorpresa, al punto de que se consideró una persona en situación de calle: “Si ya es difícil vivir en la calle fuera de tu país, es más duro tener que hacerlo en el tuyo. Se supone que esto no es improvisado, si es un decreto presidencial debió planificarlo el gabinete ejecutivo. Entonces, cómo es que tenemos viajando desde hace días y no contamos con una solución”.

Vidal asegur´que en otros países lo hacen diferente. “Ponen un centro de acopio, un albergue, para que la gente se bañe, les proporcionan un kit de higiene, cambio de pañales y tetero a los niños, comida para los adultos. No nos ofrecieron nada de eso, sólo nos bajaron del autobús y el funcionario sólo alcanzó a decir:´Estamos en Venezuela, qué puedo hacer’. Eso no es justo. No se presenta el alcalde ni el gobernador para dar la cara y explicar”.

Añadió que conoce un autobús dispuesto para salir hacia oriente, por la ruta de los llanos, pero la policía (de Carabobo) se niega a permitirlo, el Gobierno se está negando. Muchos no tenemos efectivo, cargamos pago móvil solamente, y acá lo que quieren es billetes, lo que agrava la situación. Está el pueblo agrediendo al pueblo y el Gobierno permitiéndolo y apadrinándolo”.

Para impedir la propagación del COVID-19

Pedro Velasco, director general de la Policía de Carabobo, aclaró que sólo estaba autorizado a decir que el cierre del Big Low es un dispositivo preventivo, para evitar la propagación del coronavirus desde las zonas en las que se han identificado los contagios. “Es una medida tomada por el Ejecutivo y acatada por el gobierno regional, basada en lo que indican los expertos médicos. Por ello, estamos instando a la población a quedarse en sus casas y a evitar desplazamientos”.

Decenas de viajeros quedaron varados tras el cierre abrupto del Big Low
/ Foto: Francisco J. Figuera

Sobre los viajeros varados, evitó responder, aunque a algunos de ellos les dijo que para el momento no tenían la capacidad de darles respuesta.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.