Según explicó el director del Museo de Insectos de China Occidental, Zhao Li, el insecto fue encontrado el pasado verano durante una expedición al monte Qingcheng, un turístico paraje situado en esa misma provincia.

El mosquito pertenece a la especie “holorusia mikado”, descubierta en 1876 por el entomólogo británico John Obadiah Westwood durante investigaciones en Japón, aunque normalmente sus ejemplares no sobrepasan los ocho centímetros de longitud entre los extremos de sus alas.

Aunque se les denomina “mosquitos gigantes”, científicamente conforman una especie diferente a la de los mosquitos más conocidos, de los que se diferencian, entre otras cosas, en sus hábitos alimentarios.

“Tienen un aspecto horrendo, pero no se alimentan de sangre. Los adultos suelen vivir unos pocos días y en general comen néctar”, explicó Zhao a la agencia Xinhua, y aclaró que sólo unos cientos de las decenas de miles de insectos que hay en el planeta tienen hábitos vampíricos.

En el centro de China este insecto, conocido como “mosca grulla”, suele habitar áreas montañosas por encima de los 1.200 metros, aunque también puede ser encontrado en las llanuras de la provincia de Sichuan.

La misma zona es también el hábitat del insecto más largo del mundo, un insecto palo de 62,4 centímetros de longitud que se halló en 2014 y también puede ser admirado en el Museo de Insectos de China Occidental.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.