avec
(Foto Referencial)

Como una violación continua de sus derechos. Así calificó Francis Vadel, profesora del Colegio Teresiano de Guacara, en el Eje Oriental de Carabobo, la migración arbitraria al Sistema Patria de las nóminas de las instituciones educativas adscritas Asociación Venezolana de Educación Católica (AVEC).

“Estamos perdiendo nuestra autonomía, porque no fuimos consultados sobre esa decisión y hasta el momento tampoco hemos visto que nos beneficie de alguna forma”, dijo la docente en entrevista con El Carabobeño. “Con lo que gano no compro ni dos panes canilla. Tenemos casi cuatro años trabajando prácticamente ad honorem”.

Dos millones 800 mil bolívares, equivalentes a un dólar y medio, fue lo que recibió el pasado viernes como pago correspondiente a la primera quincena de marzo. A la fecha, denunció, todavía hay varios de sus colegas a los que no les han hecho el depósito a través del Sistema Patria, mientras que otros recibieron montos inferiores a los correspondientes.

“A estas alturas muchos docentes no han recibido el pago, violentando la autonomía de la institución”, expuso en relación a las irregularidades reportadas tras la migración de las nóminas. “La AVEC siempre ha llevado las cuentas claras, incluso más claras que las del Ministerio de Educación, porque las revisiones en nuestro colegios son exhaustivas”.

La incertidumbre impera entre los profesores, incluyendo a Francis. “No sabemos hacia dónde vamos ni qué pretenden hacer con la educación de nuestros niños, porque hasta el momento no han explicado cuál es la finalidad de llevarnos a nosotros a la plataforma Patria”, aseguró.

Con 21 años de experiencia como educadora dentro de la red de escuelas dependientes de la AVEC, hoy ella tiene otros tres trabajos con los que intenta sobrellevar una crisis económica sin precedentes. A la par de su labor educativa, se desempeña como encuestadora y vendedora de inmuebles.

“Yo me mantengo en protesta activa porque nadie trabaja para no llevar sustento a su casa. Tampoco nadie puede enseñar con hambre”, sentenció, al tiempo que instó a los padres y representantes a acompañar a los docentes en su rechazo a esta nueva decisión que, a su juicio, vulnera la autonomía de las instituciones en las que se imparte el modelo educativo católico.

Foco al panorama regional

De acuerdo a cifras del presidente de la AVEC en Carabobo, Julio Lemus, en el estado son alrededor de dos mil 759 trabajadores adscritos a la institución, entre docentes, personal administrativo y obrero, quienes como  Francis se encuentran bajo incertidumbre, ya que es poco lo que saben sobre la ejecución de sus pagos mediante el Sistema Patria.

La presencia de la AVEC en la entidad carabobeña no es poca cosa. Lemus detalló que actualmente la asociación administra 41 centros educativos, 10 centros de capacitación laboral, un instituto radiofónico y dos casas hogares en donde acogen a una población de 39 mil estudiantes aproximadamente.

El vocero de la organización en Carabobo teme que la medida implementada de forma unilateral afecte el funcionamiento de los centros educativos, por lo que llamó a las autoridades a reflexionar en “el impacto que esto está teniendo en la educación católica en Venezuela”.

“Rechazamos rotundamente la medida, porque esto de una manera u otra perjudica el funcionamiento del mecanismo con el que hemos estado acostumbrados a trabajar durante 31 años, que es lo que lleva el convenio entre el Ministerio de Educación y la AVEC”, insistió.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.