UC salud
/ Foto archivo

La delincuencia no da tregua a la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Carabobo (FCS-UC). Durante la última semana se registraron al menos dos robos en el Módulo 17, sede de la Escuela de Medicina en Bárbula, Naguanagua, de donde se llevaron sillas y parte del techo del auditorio. Además, vandalizaron las aulas de clases.

El daño causado en las instalaciones afecta a más de 320 estudiantes de tercero, cuarto y quinto año de Medicina, distribuidos entre las asignaturas de Semiología y Clínica, correspondiente al Departamento Clínico Integral del Norte, así como a más de 200 alumnos de la asignatura Práctica Médica del segundo año de la carrera.

La decana encargada de la facultad, Milagros Espinoza, detalló este martes 2 de febrero a El Carabobeño que el primer suceso se registró en la Escuela de Medicina en horas de la madrugada del jueves 28 de enero. Para ese momento los delincuentes lograron abrir un hueco en el techo y a través de allí sustrajeron el cielo raso y parte de las sillas del auditorio.

El segundo ataque ocurrió dos días después: el sábado. “Cuando vuelven por segunda vez la madrugada del día 30, se dan cuenta que las sillas fueron resguardadas. Es entonces cuando violentan de manera desmedida los vidrios de las ventanas y las puertas de las aulas de clases que se encuentran ubicadas en la planta baja”, señaló la profesora.

Según Espinoza, ambos eventos se produjeron luego de haber realizado labores de desmalezamiento y limpieza al Módulo 17, las cuales “se lograron con gran esfuerzo y empeño” para dar inicio a las actividades académicas y administrativas de las asignaturas clínicas de la Escuela de Medicina.

Unilime desvalijada

Los de la semana pasada no son hechos aislados. La FCS-UC ha estado azotada por la delincuencia durante los últimos meses. Entre noviembre y principios de enero la Unidad de Litiasis y Enfermedades Metabólicas (Unilime), centro pionero en Venezuela y Latinoamérica, quedó prácticamente desvalijada y con las instalaciones destrozadas tras registrarse varios robos.

“El hurto y los daños ocasionados a esta dependencia (Unilime) son de incalculable valor y difícilmente este patrimonio de nuestra facultad podrá ser renovado y equipado nuevamente”, expuso la decana encargada. “Esta unidad servía a la población carabobeña y estados aledaños en el diagnóstico y tratamiento de enfermedades renales, osteoporosis y menopausia”.

La situación no solo afecta a los pacientes que eran atendidos en la unidad, quienes quedaron desasistidos durante más tiempo. Al ser un edificio que también servía como centro de formación para estudiantes de postgrado, tercer, cuarto y quinto año de Medicina, también perjudica a la población estudiantil. Se esperaba que al retomar las actividades académicas presenciales, los de primero y segundo año recibieran clases allí.

“Lamentamos y condenamos estas acciones vandálicas premeditadas cuyo blanco es la educación venezolana y las cuales, en tiempos de pandemia, constituyen atentados contra el bien común”, dijo. “Reiteramos el llamado a las autoridades gubernamentales y pedimos a las personas que indiscriminada e indolentemente cometen estos delitos nos dejen trabajar en pro de nuestros estudiantes, pacientes y de todos los beneficiarios directos e indirectos de la FCS-UC”.

FCU rechazó los sucesos

Por su parte el presidente de la Federación de Centros Universitarios (FCU) de la UC, Marlon Díaz, rechazó contundentemente lo que a su juicio es “un nuevo asedio a nuestra casa de estudios, específicamente la Facultad de Ciencias de la Salud, que es cuna de futuros médicos, bioanalistas, técnicos y enfermeras”.

Díaz, quien además es estudiante de Medicina, aseguró que estos sucesos deterioran aún más no solo la infraestructura de la escuela, sino la de toda la UC, que durante los últimos años se ha visto golpeada por la inseguridad y el déficit presupuestario.

“Hacemos un llamado nuevamente a los entes de seguridad del Estado a que hagan el trabajo que les corresponden y cuiden las instalaciones universitarias”, manifestó el representante estudiantil. “Alrededor de la FCS hay cuatro instituciones de salud del estado Carabobo y se cuidan estos espacios administrados por la gobernación, pero los espacios universitarios no los cuidan en lo absoluto”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.