Bejuma
(Foto: Cortesía)

Los vecinos del sector El Rincón, en el municipio Bejuma, se sienten olvidados. Ellos han vivido 12 días con las cloacas desbordadas y ocho meses sin servicio de agua potable.

En la mayoría de las avenidas, calles, veredas, e incluso, dentro de las casas de la comunidad del occidente carabobeño, fluyen las aguas negras sin que Hidrocentro ni la alcaldía de la localidad hagan algo para atender el problema.

Visiblemente preocupado, Lorenzo Rodríguez, vecino  del sector, aseguró que cuando llueva  tendrán que “nadar por los techos, en lo que caiga el primer palo de agua, vamos a nadar en aguas negras y esto es sumamente grave, las autoridades regionales y las de Bejuma a quien le compete esto, han hecho caso omiso a la situación”.

Riesgo inminente a la salud en Bejuma

Con el pasar de los meses, de las cloacas han proliferado larvas, moscas, gusanos y zancudos, debido a que las aguas sucias corren por cualquier parte de la comunidad de El Rincón, en Bejuma.

Casi implorando, Indira Cabello, aseguró que en su casa, ubicada en la vereda 8, tienen cuatro meses con las cloacas tapadas en la parte interna, en su patio.

Ella tiene cuatro niños pequeños, teme por su vida y por su salud, ya que las aguas servidas están tapadas por falta de mantenimiento del ente encargado y en su casa viven un calvario.

Fue a Hidrocentro para resolver el problema que enfrentan en Bejuma, ya que uno de sus niños se cayó en un hueco con agua de cloaca, sin embargo, la respuesta indolente de los encargados de este ente fue: “lo mejor es que tape el hueco señora”.

Sin agua en plena pandemia

Ellos pasan días enteros recogiendo agua. “Es la mayor faena diaria para ellos, se les va la vida en eso, en medio de una pandemia que nos está matando”, alertó Javier Palencia, coordinador de asuntos ambientales de Un Nuevo Tiempo (UNT) en Carabobo.

Destacó que, aunque los vecinos de Bejuma han protestado, el alcalde no ha dado la cara ante el problema.

Rafael Gómez, habitante de esta zona de Bejuma, destacó que tienen casi nueve meses que no les llega agua limpia o potable por tubería distribuida por Hidrocentro o, en su defecto, a través de la ayuda que pueda proporcionar la alcaldía.

Aunque el pozo 13 de la comunidad recibió mantenimiento, no han colocado ni la bomba ni el motor para arrancarlo, “tal vez están esperando que se vuelva a ensuciar el pozo para volver a contratar, estamos desesperados y sentimos que se están burlando de nosotros”, expresó Rodríguez.

Palencia, junto a la exdiputada del circuito, Yolanda Tortolero, se trasladó con los vecinos al ese pozo que tiene 10 meses dañado, infraestructura que depende de las autoridades municipales y quienes han hecho caso omiso a su reparación definitiva.

Tortolero manifestó que el año pasado el actual alcalde de Bejuma dijo que faltaba solo la limpieza, “eso se hizo y aún el pozo no funciona por negligencia”.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.