La Casa Blanca.(Foto Wikimedia Commons)
COMPARTE

La Casa Blanca ha suspendido temporalmente las discusiones sobre sanciones a Venezuela, debido en parte a las preocupaciones de que, al reducir el suministro del petroleo, afecte a los ciudadanos que sobreviven tras la devastación de los huracanes Harvey e Irma.

Un ex funcionario del Consejo de Seguridad Nacional indicó que La Casa Blanca quiere “apretarle la tuerca a Maduro”, pero no a costa de los conductores de ese país, señaló El Nuevo Herald.

El equipo de Trump quiere ver cómo la última ronda de sanciones afecta a Caracas, y antes de imponer sanciones al sector petrolero venezolano, el estado de Washington también necesita determinar cómo ello afectaría a los consumidores de gasolina y al sector del crudo en Estados Unidos, que todavía no se ha recuperado del impacto de los huracanes.

“Estamos al tanto de la situación”, dijo un funcionario sobre el efecto de los huracanes en los suministros petroleros. “Lo que tenemos que observar es cómo las refinerías de la región responden a los daños y qué significa eso para los precios en Estados Unidos”.

Lea más en http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/venezuela-es/article173155291.html




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.