El Gobierno presumió hoy de su solvencia como pagador, luego de que algunas calificadoras estadounidenses declararan en default o suspensión de pagos a la deuda soberana del país, y anunció que comenzó a abonar este martes nuevos intereses de la deuda externa de Venezuela.

“Tanto es el aval pagador de Venezuela que solamente la semana pasada por concepto de intereses de deuda de Petróleos de Venezuela (PDVSA) cancelábamos más de 2 mil millones de dólares. Y hoy se ha iniciado el pago de los intereses del servicio de la deuda externa de Venezuela“, dijo el ministro de Información, Jorge Rodríguez.

La petrolera estatal PDVSA hizo en los últimos días, pese a algunos retrasos, dos pagos de una cantidad total cercana a los 2 mil millones de dólares por el vencimiento de dos de sus bonos.

Rodríguez -que hizo estas declaraciones después de un consejo de ministros- se felicitó también por la importancia de la reunión celebrada el lunes en Caracas con algunos de los tenedores de deuda venezolana, que fueron convocados por el Gobierno para buscar una renegociación que permita a Venezuela seguir cumpliendo.

“Ayer se inició el refinanciamiento de la deuda externa de Venezuela, de manera coordinada, de manera clara y de manera amplia estamos venciendo el cerco que intentó la Administración Trump”, dijo Rodríguez.

Según explicaron a Efe fuentes cercanas a los tenedores de bonos venezolanos, la reunión de este lunes duró menos de media hora y transcurrió sin que los emisarios del presidente Nicolás Maduro presentaran ninguna propuesta para la refinanciación de la deuda que solicita.

Durante su intervención ante los inversores, el vicepresidente Tareck el Aissami responsabilizó a las sanciones financieras de Estados Unidos -que prohíben negociar en deuda nueva emitida por el Estado venezolano y por PDVSA- de las dificultades que el Gobierno está teniendo para pagar.

“Estamos refinanciando la deuda externa, somos buenos pagadores a pesar de lo que digan Ricardo Hausmann (economista venezolano de Harvard), las calificadoras de riesgo, Julio Borges (opositor y presidente del Parlamento), la OFAC, el Departamento del Tesoro, la Unión Europea y Donald Trump. Nos tienen sin cuidado”, agregó Rodríguez.

La calificadora crediticia estadounidense Standard & Poor’s rebajó el lunes la deuda soberana de Venezuela en moneda extranjera a default después de que no pagara a tiempo los intereses en dos bonos.

También la calificadora Fitch colocó en default o suspensión de pagos restringido a la petrolera venezolana PDVSA por los retrasos en los abonos de dos bonos que vencían en las últimas semanas, según informó la firma.

En un comunicado, Fitch señala que la decisión está motivada porque los tenedores de bonos que vencían el 27 de octubre y el 2 de noviembre recibieron sus pagos del principal una semana después de la fecha de vencimiento.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.