El portugues ya disputó su primer partido amistoso con los italianos. / Foto: Referencial.

El fichaje del portugués Cristiano Ronaldo por el Juventus, por el que los turineses pagaron la cantidad récord de 112 millones de euros al Real Madrid, marcó un mercado de fichajes veraniego italiano millonario, cuando faltan pocas horas para el cierre oficial, a las 20.00 locales (18.00 GMT).

Cristiano y el Juventus iluminaron una sesión intensa, que registró además un trueque con el nuevo Milan estadounidense que llevó al argentino Gonzalo Higuaín al club milanés y al defensa italiano Leonardo Bonucci a Turín (norte).

Fue un mercado frenético, en el que el Inter de Milán se reforzó con el belga Radja Nainggolan, el argentino Lautaro Martínez o el senegalés Keita Balde, y en el que el Roma fichó a once jugadores, al financiar sus incorporaciones con la millonaria venta del meta brasileño Alisson Becker al Liverpool.

Con la llegada de Ronaldo, el Juventus se hizo con un delantero que en su carrera conquistó cinco Ligas de Campeones, incluidas las últimas tres consecutivas, y que fue capaz de marcar 451 goles en 438 partidos con la camiseta del Real Madrid.

Se convirtió en el fichaje más caro de la historia del fútbol italiano y su incorporación desató la euforia de la hinchada “bianconera”, con cientos de aficionados que le recibieron el 16 de julio en las afueras del Allianz Stadium el día de su presentación a los medios.

El Juventus encara la nueva temporada con el objetivo claro de conquistar la Liga de Campeones y por ello invirtió más de 250 millones de euros para reforzarse en todas las posiciones y proporcionar al astro portugués una plantilla de lujo.

Además del luso y Bonucci, regresado tras un decepcionante año en el Milan, el Juventus incorporó al medio alemán Emre Can, el portugués Joao Cancelo, el meta Mattia Perin y el lateral Leonardo Spinazzola.

El equipo que en el papel construyó una plantilla más preparada para pelear con los turineses fue el Inter, que celebró su regreso a la Liga de Campeones con las incorporaciones de Nainggolan, Lautaro Martínez, el croata Sime Vrsaljko, el holandés Stefan De Vrij, Keita o el ghanés Kwadwo Asamoah.

Los milaneses también soñaron durante varios días con el posible fichaje del croata Luka Modric procedente del Real Madrid, pero a escasas horas del cierre oficial del mercado italiano el conjunto blanco logró retener al Balón de Oro del último Mundial de Rusia 2018.

El Roma del director deportivo español Ramón Rodríguez Verdejo “Monchi”, semifinalista de la última Liga de Campeones, fue protagonista con hasta once fichajes, financiados a través de las ventas del meta brasileño Alisson Becker al Liverpool (62,5 millones de euros más variables) y de Nainggolan al Inter (38 millones de euros).

Entre los nuevos jugadores destaca la llegada del argentino Javier Pastore, pagado 24 millones procedente del París Saint Germaing, el medio francés del Sevilla Steven Nzonzi, que costó 26,65 millones, o el español Iván Marcano.

También reforzaron la plantilla “giallorossa” el joven holandés Justin Kluivert, hijo del exdelantero del Barcelona Patrick Kluivert, el medio italiano Bryan Cristante o el portero sueco Robin Olsen, que encarará el reto de sustituir a Alisson.

Por su parte, el Nápoles reemplazó al técnico Maurizio Sarri con la experiencia de Carlo Ancelotti y apostó por una serie de jóvenes de gran potencial: entre ellos destaca el español Fabián Ruiz, fichado por treinta millones procedente del Real Betis.

Los napolitanos, segundos clasificados en la última campaña, también ficharon a Simone Verdi (25 millones), el meta colombiano David Ospina (cedido por el Arsenal) o el defensa francés Kevin Malcuit (procedente del Lille).

El Milan, que pertenece desde el pasado julio al fondo estadounidense Elliott, sueña con agregarse a Inter, Roma y Nápoles en el intento de destronar al Juventus y sus ambiciones pasarán por los goles del “Pipita” Higuaín.

El argentino era el “nueve” que buscaba el técnico Gennaro Gattuso para aumentar el peso de su Milan en la delantera y el “Pipita” se presentó de la mejor manera, con un gran gol al Real Madrid en el Trofeo Bernabéu.

Además de Higuaín, los milaneses anunciaron este mismo viernes las incorporaciones del español Samuel Castillejo, procedente del Villarreal en una operación que llevó al colombiano Carlos Bacca al estadio de la Cerámica, y del uruguayo Diego Laxalt, que llega desde el Génova.

Entre las demás operaciones de mercado, el Lazio fichó al argentino del Sevilla Joaquín Correa, el Atalanta incorporó al colombiano Duván Zapata, el Bolonia se hizo con el paraguayo Federico Santander mientras que el Cagliari adquirió al argentino Lucas Castro.

En las últimas horas, el Torino anunció la llegada de Roberto Soriano desde el Villarreal mientras que el Chievo fichó al argentino Mauro Burruchaga, hijo de Jorge Burruchaga, campeón del mundo en 1986 con la selección Albiceleste.

La nueva Serie A (Primera División) contará además con un entrenador español; de hecho, Julio Velázquez, expreparador de Villarreal, Real Betis, Murcia, Valladolid, Belenenses o Alcorcón, dirigirá al Udinese.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.