Elías Díaz
Elías Díaz tendrá una nueva oportunidad de figurar arriba con los bucaneros / Foto: Las Mayores
COMPARTE

Las Mayores

Elías Díaz apenas puede contener su emoción al saber que el año 2016 ya es cosa del pasado.

“Definitivamente fue un año difícil, pero ya pasó. Es un año nuevo”, dijo el cátcher venezolano, considerado el prospecto número 9 de los Piratas por MLBPipeline.com. “[Estoy] saludable. Veremos qué pasa este año”.

La salud fue un problema para Díaz en el 2016, pero ahora el receptor de 26 años de edad está listo para seguir adelante. Comenzó a hacer tiros suaves y estuvo detrás del plato para la sesión del bullpen del dominicano Ángel Sánchez.

“Me irá bien. Ahora mismo, me siento al 100%”, dijo Díaz. “Estoy bien. Tengo que ir paso a paso”.

Luego de hacer su debut de Grandes Ligas en el 2015, Díaz disputó apenas un juego por Pittsburgh el año pasado y estuvo limitado a 25 compromisos por Triple-A Indianápolis, donde bateó .266 con OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de .587. Todo comenzó en los entrenamientos, cuando Díaz experimentó molestias en el codo derecho. Los dolores lo mantuvieron fuera del terreno y lo obligaron a someterse a una cirugía en mayo.

Cuando concluyó la temporada de Triple-A, en lugar de ser convocado al equipo grande, Díaz fue operado de nuevo para combatirle una infección en la pierna izquierda. El oriundo de Maracaibo jugó por los Bravos de Margarita en la pelota invernal de Venezuela, pero quedó fuera de acción en diciembre por una lesión en un músculo oblicuo.

Díaz dijo que sintió un “pequeño tirón” después de hacer un swing y un análisis de resonancia magnética reveló una “pequeña lesión”. Fue suficiente para obligarlo a dejar de jugar y comenzar a descansar de cara a la pretemporada. Díaz no ha vuelto a batear desde entonces, pero ha estado participando en los entrenamientos opcionales de los Piratas.

Las lesiones de Díaz fueron aun más frustrantes debido a que en ocasiones a los Piratas les urgió ayuda detrás del plato. Díaz comenzó la temporada como el tercer cátcher indiscutible de Pittsburgh y parecía estar listo para jugar en Grandes Ligas si fuese necesario.

Y justo así fue. Pero las lesiones le impidieron a Díaz llenar ese hueco en la receptoría de los Piratas.

El compatriota de Díaz, Francisco Cervelli, disputó apenas 95 juegos detrás del plato en el 2016, mientras que Chris Stewart fungió como receptor en solamente 31 compromisos. Ante dichas bajas, los Piratas se vieron obligados a acudir a los veteranos Eric Fryer y Erik Kratz, al igual que a Jacob Stallings, quien había iniciado la temporada como el suplente de Díaz en Triple-A.

Los Bucaneros tienen previsto contar con Cervelli y Stewart en el 2017. Díaz comenzará la temporada en Indianápolis, pero piensa estar listo si se presenta otra oportunidad.

“En mi posición, puedes sentirse frustrado, pero esto es béisbol”, dijo Díaz. “Tienes que entender y separarlo todo. Estaba lastimado. En ese momento, Cervelli y Stewart estaban lesionados, pero no pude hacer nada porque estaba lastimado.

“Tienes que tener la mente fuerte y saber lo que quieres. Eso es todo. Saber dónde quieres estar y no perderlo de vista”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.