Hay más de 500 enfermeras jubiladas esperando, en algunos casos más de 10 años, pago de sus prestaciones. (Foto Cortesía)
COMPARTE

Profesionales de la enfermería en Carabobo rechazan la dotación de un solo par de guantes,  para atender a todos los pacientes que lleguen en un turno, al servicio de emergencia de un hospital. Por eso entre otras cosas, dirigentes del gremio que los agrupa protestaron este miércoles ante el Consejo Legislativo.

Liderados por Julio García, presidente del colegio, los enfermeros llevaron un documento al órgano legislativo, el cual recoge el pliego de peticiones a Insalud, del cual esperaban se hagan voceros los legisladores.

García explicó que la intención de acudir al CLEC, es para que los legisladores exijan a Insalud toda la información relacionada con los recursos del estado, en materia laboral porque en la actualidad no se están dando ni siquiera las condiciones mínimas para trabajar en algún centro de salud.

El dirigente gremial señaló que estas exigencias se le han hecho con anterioridad al presidente de Insaud, Raúl Falcón, pero hasta ahora no ha dado respuesta.

Julio García precisó que las peticiones que hace el gremio están relacionadas con la negativa, por parte el estado, de la discusión de su nueva convención de trabajo, presentada hace dos años. Según dijo, el gobernador Francisco Ameliach ordenó que no se discutiera el proyecto de contrato colectivo, pese a que se cumplió con los requisitos de ley.

Subrayó además que el Ejecutivo regional debe informar sobre el paradero de 608 millones de bolívares,  que corresponden a las deducciones que se les hacen a los enfermeros por concepto de seguro social, pero que hasta ahora el instituto no ha recibido este dinero.  Cuando los profesionales de la enfermería van a solicitar su pensión de vejez, se encuentran con esta traba y no pueden tramitarla.

“Queremos que los legisladores nos digan, si en el presupuesto de 2017 se asignaron recursos para pagarle esa deuda al Seguro Social”.

Julio García indicó además, que hay más de 500 enfermeras jubiladas que están esperando, en algunos casos, hace más de 10 años, para que les cancelen las prestaciones sociales. Algunas ha fallecido sin haber recibido la cancelación de este beneficio.

Apuntó además que las medidas de higiene indican que los enfermeros deben utilizar  un par de guantes por cada paciente, pero en los hospitales de Carabobo les dan uno por turno de 24 horas. La situación se ha tornado insoportable,  al punto que los familiares de los pacientes se quejan por esta situación. Por eso piden mejor dotación de insumos.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.