Foto: Dayrí Blanco
COMPARTE

Dayrí Blanco | @DayriBlanco07

Mucho se advirtió. Especialistas explicaron el drama que significaría que Venezuela entrara en esa etapa. Pero sucedió. “Ya el lobo llegó”, aseguró Carlos Larrazabal, presidente de Fedecámaras, al referirse a la entrada formal de la economía del país a la hiperinflación.

Se trata de un proceso que implica inflación mensual de 50% más. “Eso es dramático, porque nos está descapitalizando a todos por igual, y desde el Ejecutivo se inyecta liquidez monetaria de más de 900% en lo que va de año, que es la gasolina principal de la inflación”.

El 2018 luce desesperanzador con el aumento del desempleo. “La variable que más va a afectar son los ataques que se están dando al sector comercio en estas últimas semanas donde llegan fiscales sin derecho a la defensa, y hacen bajar precios en 50% y eso los lleva a la quiebra, los trabajadores no tendrán puestos de empleo en enero porque se está descapitalizando a esos comerciantes que son, en la mayoría, negocios familiares que no tienen cómo responder”.

Los datos de Fedecámaras indican que la crisis provocará que 2017 cierre con una caída de más de 12,5% y que el primer trimestre de 2018 se vislumbre negativo para la población. “No se han tomado los correctivos necesarios. Lo que vamos a consumir en el primer semestre ya debería estar sembrado en este momento para poderlo cosechar y lamentablemente estamos sembrado solo 60% de lo que se producía antes”.

Todo esto ha traído como consecuencia una caída entre 60% y 70% en el sector primario, en productos tan importantes como maíz amarillo y blanco, sorgo, y caña de azúcar. Una de sus principales causas es que no se recibe divisa oficial desde agosto, “vemos de manera preocupante cómo la economía se dolariza a la tasa que no se puede nombrar, pero que es la que está tomando posesión del mercado y el Gobierno no toma medidas sino que inventa criptomonedas que no le da confianza a los inversionistas”.

Larrazabal recordó que Valencia era la ciudad industrial de Venezuela. “Teníamos un sector altamente exportador en Carabobo, Puerto Cabello sacaba mercancía para diferentes partes del mundo, teníamos un sector automotor integrado, igual el agroindustrial y el químico, y ahora vemos esa realidad muy debilitada”.

Para él, sin la reactivación de la Zona Industrial de la entidad, la economía del país no se desarrollará. “Mientras no tengamos a ese sector fortalecido, en crecimiento, será muy difícil salir adelante”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.