La comunidad católica de Cojedes se unió para dar un último adiós al párroco José Manuel de Jesús Ferreira. El sacerdote fue asesinado por un grupo de antisociales durante la medianoche del martes 20 de octubre,cuando intentaba mediar con unos antisociales que pretendían robarle el carro a una mujer, a la que amenazaban con un machete frente a la casa parroquial de la calle Alegría en San Carlos, estado Cojedes.

Los actas velatorios se realizaron este jueves 22 de octubre en la Iglesia Inmaculada Concepción de la Catedral de San Carlos.

Quienes conocieron al sacerdote en vida brindaron sus testimonios durante la eucaristía: “un verdadero mensajero de Dios”, afirmaron algunos.

Monseñor Polito Rodríguez, obispo de la diócesis de San Carlos, encabezó el cortejo fúnebre del párroco, y durante la homilía pidió por el eterno descanso del padre y aseguro, “su muerte no es para siempre”.

El asesinato del padre José Manuel ha causado la consternación de los venezolanos que exigen la captura de los responsables del crimen.

El padre José Manuel se desempeñaba como párroco en Cojedes, donde entre sus actividades comenzó la restauración del templo y promovió distintas actividades sociales a favor de las personas más vulnerables.

También era el responsable de la pastoral misionera de la diócesis de San Carlos.

Con información de Caraota Digital




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.