(Foto Archivo)
COMPARTE

El Gobierno colombiano dijo este domingo que el tratado de extradición con Estados Unidos está vigente y que no hay persecución contra el exministro Andrés Felipe Arias, solicitado para que cumpla una condena en Colombia por un delito de corrupción.

Así lo aseguró la cancillería colombiana en un comunicado en el que fija su posición a raíz de los comentarios de Arias y del opositor partido Centro Democrático, encabezado por el expresidente Álvaro Uribe.

Arias puso en circulación un vídeo en las redes sociales en el que, en compañía de su esposa, Catalina Serrano, afirma que el Gobierno volvió a insistir en su extradición.

Según un comunicado de la cancillería, “el Tratado de Extradición entre la República de Colombia y los Estados Unidos de América, suscrito en 1979, está en vigor en cuanto ninguno de los dos Estados ha manifestado su intención de darlo por terminado”.

Y aclara que “las declaratorias de inexequibilidad efectuadas en su momento por la Corte Suprema de Justicia de las leyes aprobatorias de este Tratado solo tienen efectos internos para Colombia y, por ende, es procedente que los Estados Unidos de América autorice una extradición con fundamento en el Tratado de 1979, tal como lo ha hecho en casos anteriores”.

El Gobierno colombiano, a través de la Cancillería, presentó la solicitud de extradición de Arias en noviembre de 2014 tras la condena a 17 años y cinco meses impuesta por la Corte Suprema de Justicia por el escándalo de Agro Ingreso Seguro (AIS).

La Cancillería dice igualmente que, debido a que la defensa del exministro de Uribe argumentó la inexistencia de un tratado de extradición entre los dos países, el juez que lleva el caso en Estados Unidos solicitó a Colombia a través del Departamento de Estado que se pronunciara sobre el estado actual de vigencia de dicho tratado.

“Este requerimiento del juez fue atendido oportunamente con el envío de una nota el pasado 2 de diciembre al Departamento de Estado”, agrega la información.

Asimismo, asegura que el Gobierno, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, “ha actuado en estricto cumplimiento de lo ordenado por la Rama Judicial – Corte Suprema de Justicia y juez de ejecución de penas”.

También afirma que “el Gobierno reitera que no está dentro de sus políticas perseguir a ninguna persona, y es respetuoso de las decisiones que tomen los organismos de justicia”.

Arias, quien reside en Miami desde 2014 y fue detenido en agosto pasado en razón de la solicitud de extradición colombiana, salió en libertad el pasado 17 de noviembre tras pagar una fianza, y debe llevar una tobillera electrónica mientras prosigue el juicio en esa ciudad.

El exministro fue condenado por la Corte Suprema de Colombia a más de 17 años de cárcel y a pagar una multa de 25.000 millones de pesos (unos 8,3 millones de dólares de hoy) por delitos relacionados con el hecho de que unos subsidios para campesinos pobres terminaron en manos de grandes terratenientes cuando él era el titular de Agricultura.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.